Getting your Trinity Audio player ready...

Jesucristo, en su predicación, se sirve de signos esenciales para la vida. Este es el domingo de la sal. Ya Padre Obispo Rubén tiene algo que decirte Padre Felo analizar este asunto desde la sección de liturgia. Solo me parece una diosidad la relación que este signo tiene con la vida espiritual que todo cristiano está llamado a manifestar en el mundo actual. La sal es el signo que diferencia al más imprudente, temerario, vengativo y abusador del verdaderamente fuerte, con temple, del justo y prudente.

Al igual que la balanza, la sal representaría el equilibrio, solo que en un ingrediente. Si eliges caminar al reino del cielo y edificarlo aquí junto a tu prójimo poco a poco como un anticipo de la patria celeste, ya sabes que la receta implica la cantidad justa de sal; una proporción exacta de creer, esperar y actuar. Pudiéramos decir que la sal sería la fe, pero una fe sabrosa, que se nota, que se ejercita, que se pega, que no se desespera y que lleva a la acción. Porque creo en Dios, espero feliz y eso actúo. No es una sal que deja soso e indiferente a los demás, sino una sal que invita a otros a probar de lo que uno cree…

En la Carta de Santiago 2, 14-26, una carta muy breve pero poderosa, se resume esta dinámica donde se nos va todo lo que somos y creemos. Solo mencionaré dos frases breves: “Muéstrame tu fe sin obras y yo te mostraré por las obras mi fe” y “la fe sin obras está muerta”.

Paradójicamente, un ejemplo de pasarse de sal fue el famoso Chef Salt Bae. Este sin tener nada que ver se metió en la celebración del equipo argentino cuando ganó la Copa del Mundo 2022 y tomó la copa para tirarse una selfie sin ser campeón, lo que le significó la crítica de muchos y la sanción de los organizadores.

En fin, la sal tiene sustancia. No existe algo como sal sosa ni sal salada. Solo está el (la) que sazona bien, el (la) que es soso (sosa) o el salao’ (la sala’). Por ello, la auto reflexión obliga a las interrogantes: ¿Soy el sabor de Cristo para los que me rodean? ¿Soy la sal de Dios en este mundo?

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter: @Enrique_LopezEV 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here