Getting your Trinity Audio player ready...

Bajo el lema 60 años caminando juntos en la fe, la esperanza y la caridad, la Diócesis criolla de Caguas dio inicio a un Año Jubilar para celebrar seis décadas de fundación, vida eclesial y acción pastoral el sábado, 4 de noviembre de 2023, con la Eucaristía desde el Anfiteatro del Paseo de las Artes de Caguas, una peregrinación hasta la Catedral Dulce Nombre de Jesús y la apertura de la Puerta Santa. Las celebraciones fueron presididas por el Mons. Eusebio Ramos Morales, Obispo de la Diócesis de Caguas, junto a los obispos de Puerto Rico, clero, religiosas, religiosos, representantes de las distintas parroquias de la diócesis y el pueblo.

Al filo de las 9:00 de la mañana comenzó la fiesta con la animación jubilar. Los jóvenes de la pastoral juvenil diocesana, dirigidos por Tatiana Collazo, se crecieron con la representación de la historia e identidad diocesana. Fue el mismo Beato Carlos Manuel, representado por un joven, quien relató los eventos más relevantes como la fundación de la Diócesis, el episcopologio, huelgas, la lucha en Vieques, el huracán María y otros. Música, teatro, animación, alegría y ánimo misionero fueron parte de la mañana que sirvió de preámbulo a la fiesta eucarística. 

Por otro lado, fe y musicalidad se fundieron cuando el trovador Héctor Manuel Oquendo de San Lorenzo presentó su talento como ofrenda a la Diócesis con sus coplas al son de un seis con décima, el repique del cuatro puertorriqueño y el pie forzado: 60 años de historia. En ese preciso momento llegó el Obispo Eusebio, quien fue acogido con cariño por la multitud. La mañana de sol abrazador fue sofocada por oasis con agua y meriendas disponibles. Pero, el calor no desmotivó a nadie. También las autoridades civiles se hicieron presente con mensajes y reconocimientos.

Luego de la oración por el sexagésimo aniversario y previo al inicio de la misa, P. Feliciano Rodríguez leyó una magistral memoria histórica que sirvió como marco de reflexión obligada para celebrar la Eucaristía. Devoción, agradecimiento, memorias de corte parroquial y pastoral junto con la sensación de un camino juntos como pueblo fue el sentir entre las filas del anfiteatro, bajo las sombrillas, bajo las carpas, en los bancos bajo los árboles y en las áreas un poco más alejadas bajo la sombra de las edificaciones. 

“En esta mañana llena de alegría, calor y esperanza, nos reunimos como pueblo de Dios, pueblo sacerdotal a través del bautismo y con espíritu sinodal-misionero en nuestros corazones. Nos reunimos mis hermanos para celebrar nuestra fe cristiana y para dar gracias a Dios de la vida y la historia. En su providencia divina quiso fundar y establecer a esta Diócesis criolla de Caguas. Luego, esta celebración, es una gran oportunidad para reactivas esa fe bautismal, alimentar la esperanza de cielos nuevos y tierras nuevas en esta región de Caguas”, dijo con ánimo y voz paternal el Obispo Eusebio durante su homilía.

Con corazón de pastor, pidió continuar los trabajos por los pobres y la pastoral social con espíritu sinodal para “caminar todos juntos”. En un momento, enfatizó en el pasado acontecimiento cuando el pueblo diocesano se tiró a las calles el 31 de octubre para orar por la paz en suelo ucraniano, en Tierra Santa y en las calles de Puerto Rico. Por ello, invitó también a salir a las calles, plazas y periferias para llevar el mensaje de Cristo.

El Obispo Eusebio invitó a mirar al pasado con agradecimiento para enfocarse a un nuevo futuro lleno de retos. Pero a su vez, agradeció a todos sus antecesores obispos y sus respectivos legados. Además, hizo algunos énfasis en las prioridades pastorales del Obispo fundador Mons. Rafaél Grovas para luego leer la bula del Papa San Pablo VI mediante la que se creó la Diócesis. Y no faltó las menciones a orar a María, Madre de la Iglesia -patrona diocesana- y emular al Beato Carlos Manuel como un ejemplo laical.

Un detalle que resaltó fueron las pancartas y mensajes alusivos a la paz entre los fieles como un signo del clamor de un pueblo que peregrina y promueve la paz. En el altar se encontraban las imágenes del beato Carlos Manuel a la izquierda y María, Madre de la Iglesia a la derecha. Fue muy notable la asistencia de sacerdotes y diáconos.

Antes de finalizar, Mons. Roberto O. González Nieves, ofm, Arzobispo Metropolitano de San Juan de Puerto Rico, quien se refirió a la Diócesis de Caguas como la diócesis patriótica por su legado cultural, impulse en la pastoral social y defensas ambientales, expresó: “Fue un día como hoy un 4 de noviembre de 1964 que en medio del Concilio Vaticano II el entonces Papa San Pablo VI erigió esta querida diócesis, hija de la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico. Hoy en esta diócesis criolla, criolla pero también la diócesis patriótica de Puerto Rico, hay motivo de alegría y de esperanza. La Diócesis está de cumpleañera”.

Por su parte, Mons. Ángel Luis Ríos trajo “el saludo de felicitación y el deseo de que la diócesis siga siendo una diócesis alegre, puertorriqueña y de vanguardia”.

Al culminar la misa, los presentes caminaron juntos en procesión desde el Anfiteatro por la Calle Padial hasta las escalinatas de la Catedral Dulce Nombre de Jesús donde fueron recibidos con las campanas de la iglesia madre. Fue en la zona exterior del ala derecha de la Catedral donde luego del ritual se bendijo y se abrió la Puerta Santa con las siguientes palabras por parte del prelado criollo y las campanas en tono mayor.

¡Felicidades Diócesis de Caguas! ¡Que se abra la puerta de la justicia y entremos por ella! ¡Demos gracias al Señor! ¡Mis hermanos, esta es la puerta del Señor, por ella entramos para obtener la misericordia y el perdón! ¡Porque Jesús dijo, yo soy la puerta, el que pase a través de mí será salvo! […] ¡Entremos, pues, por la Puerta Santa del Señor!

De este modo, los presentes ingresaron con devoción a la Catedral criolla por la Puerta Santa. Hay que resaltar que con el Año Jubilar, año santo, y al pasar por la Puerta Santa de la Catedral se abre la posibilidad de ganar indulgencias si se cumple con los debidos requisitos de Confesión sacramental, recibir la Comunión y orar por las intenciones del Santo Padre el Papa Francisco.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com

X:@Enrique_LopezEV

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here