Con el Miércoles de Ceniza hemos iniciado el tiempo litúrgico de la Cuaresma, en el cual miramos nuestro interior y pedimos al Señor que nos ayude en nuestro camino de fe y conversión para morir a aquello que nos aparta de Él y poder celebrar la Pascua.

El Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma nos indica que este tiempo litúrgico es una preparación para la Pascua “que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida”. Para que podamos vivir nosotros este camino de conversión con el corazón, nos presenta dos escenarios comunes en los cuales alguno de nosotros podría identificarse. Primero, los falsos profetas, a quienes define como encantadores de serpientes y charlatanes. Es por esto que el Santo Padre nos invita a discernir y examinar nuestro corazón para reconocer aquello que viene de Dios mediante su fruto ya que “ciertamente sirven para nuestro bien”.

Segundo, nos presenta la imagen de un corazón frío y a la vez nos hace dos preguntas claves para un buen examen de conciencia.  ¿Cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros? El corazón frío no busca el consuelo de Dios, es egoísta y puede conducirnos a acciones de desobediencia a Dios y falta a la caridad.

Por ello, el Papa Francisco nos provee un “dulce remedio”, que ciertamente escuchamos en todas las Cuaresmas, pero esta vez nos invita a hacerlo un estilo de vida: oración, limosna y ayuno.

•Oración – “para buscar finalmente el consuelo en Dios”.

•Limosna – “nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano”.

• Ayuno – “nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre”.

Vivamos esta Cuaresma de manera única. Siempre hay algo a lo que tenemos que convertirnos. Pidamos al Señor espíritu de discernimiento y que encienda nuestro corazón. ¡Feliz Cuaresma!

Rvdo. P. Héctor M. Rodríguez Villanueva

Secretario del Administrador Apostólico

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here