Miles de estudiantes de escuelas católicas y otras instituciones de enseñanza abarrotaron las escalinatas y las inmediaciones del Capitolio para rechazar la imposición del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) al sector de la educación privada.

Desde muy temprano, guaguas provenientes de diversas regiones del País llegaron a la isleta de San Juan para decir presente a la marcha pacífica en contra del propuesto gravamen, llamado realizado por la Superintendencia de Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de San Juan.

Según transcurría el evento, por la tarima –instalada para la ocasión- fueron desfilando diferentes directores, maestros y estudiantes de los colegios participantes, quienes animaban a la muchedumbre con estribillos de rechazo al IVA. “¡No al IVA!”, coreaban con entusiasmo los jóvenes.

En medio de la efervescencia, El Visitante entrevistó a varios de los participantes. Entre ellos Norma Márquez, directora del Colegio San José en Lares, quien expresó: “Nuestro colegio lleva 53 años ofreciendo educación católica de excelencia y académica, y tanto la facultad como los estudiantes están afectados por las decisiones que el gobierno pudiese tomar económicamente impactando a través del IVA. Creo que la manifestación ha sido el mejor ejemplo de la preocupación de los propios estudiantes, maestros y familias; padres que se preocupan por la educación de sus hijos y cómo se pueden afectar económicamente con esas decisiones que la legislatura y el gobernador están por tomar”.
De igual manera se expresó Jessica Quiñones, estudiante del Columbia Centro Universitario en el municipio de Caguas: “Es importante que estemos aquí para defender nuestros derechos como estudiantes. Creo que tanto a mí como a mis compañeros el IVA nos podría afectar económicamente. Al principio no imaginaba que participaría tanta gente, pensaba que vendrían pocas personas, pero ya ves, hay muchos estudiantes aquí que se han unido en contra del IVA”.
Por su parte, Miriam Mercado Maldonado, maestra del Colegio Santa Gema, ubicado en la urbanización Vistamar de Carolina, envió un mensaje a los organizadores de la marcha: “Verdaderamente fue un éxito esta convocatoria. Felicitamos a la superintendente de Escuelas Católicas, Ana Cortés y a todo su equipo de trabajo, porque verdaderamente teníamos que hacernos sentir. Como hemos dicho desde el principio, con respeto pero con firmeza. La escuela privada, especialmente la católica, no es un lujo, es una necesidad. Nosotros contribuimos al país con la clase de educación que ofrecemos. Apoyamos la educación pública a través de la escuela privada. Yo soy producto de la escuela pública pero toda mi vida profesional ha sido con la escuela privada y con los colegios católicos de la Arquidiócesis de San Juan”.

El punto culminante de la manifestación ocurrió cuando el Arzobispo Metropolitano de San Juan, Roberto O. González Nieves, OFM, se dirigió a los presentes. “Todos los obispos de Puerto Rico nos solidarizamos con ustedes, estudiantes de escuelas católicas, pero de manera muy especial queremos apoyar a sus padres y sus madres que están defendiendo sus derechos de poder educarlos de acuerdo a su conciencia, a sus decisiones, a sus derechos humanos. Por lo tanto, nos solidarizamos y pedimos a Dios que nos colme de un sentimiento de solidaridad y de justicia, a favor del bien común y de manera muy especial, que defienda sus propios derechos de educar a sus hijos e hijas en las instituciones católicas de nuestro país”, dijo el Arzobispo mientras la multitud le vitoreaba.
“Damos gracias a Dios por ustedes, por apoyar también a las escuelas católicas. Gracias por esta expresión tan contundente, de una voluntad que desea ser realmente libre y reconciliadora. Somos un solo pueblo y podemos unirnos aún más para vivir de acuerdo con la libertad que Dios, el creador, nos ha dado”, concluyó.

En un aparte con la prensa, Monseñor González Nieves hizo un llamado a que se establezca un diálogo con todos los sectores y que se hagan más estudios sobre el impacto que tendría el IVA en la sociedad puertorriqueña. Informó además que durante la tarde el gobernador de Puerto Rico se reuniría con superintendentes de escuelas católicas.
Para acceder a la ponencia de la Sra. Ana Cortés Crespo, superintendente, ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, favor acceder a: www.elvisitantepr.com
De la “crudita” hacia el IVA

Desde el inicio del presente año el gobierno ha tomado medidas que impactarán, tanto de forma directa como indirecta, el bolsillo del ciudadano a corto plazo. Estas acciones gubernamentales se dan en medio de las recientes degradaciones del crédito del País, y de la oposición inmediata de diversos sectores de la sociedad. Mientras, por su parte, los promotores de tales medidas fundamentan sus propuestas con argumentos acerca del deterioro de la economía del País, el escaso flujo de efectivo en las cuentas del gobierno, y la imposibilidad de implantar una Ley de “quiebra criolla” debido a que el Tribunal Federal declaró la misma inconstitucional. En todo este escenario, sin embargo, está latente cumplir con el pago de lo que se adeuda a los acreedores o bonistas. Por lo anterior, El Visitante, pasa revista por estas recientes acciones gubernamentales.

El pasado 15 de enero el gobernador Alejandro García Padilla convirtió en Ley el alza en el impuesto sobre el barril de petróleo. Conocido tal tributo como la “crudita”, el mismo aumenta de $9.25 a $15.50 el arbitrio de petróleo crudo y productos derivados. La administración ha puntualizado que la nueva Ley le brindará liquidez suficiente al Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para transformar la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), de manera que se mejore su situación fiscal y financiera, que en los pasados seis años ha aumentado su deuda en más de 2,000 millones, según Melba Acosta Febo, presidente del BGF. Lo generado por la “crudita”, que algunos medios han informado que generará 178 millones de dólares anuales, permitiría que la corporación sea viable. Por su parte, el secretario de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames Soto, indicó que la implementación del impuesto provocará que el precio de la gasolina aumente hasta cuatro centavos por litro (15 centavos sobre lo que ahora se paga por galón) cuando entre en vigor al aprobarse el nuevo sistema contributivo durante el presente mes de marzo. Justo cuando ocurrían las diversas marchas el pasado jueves 5 de marzo se aprobó una enmienda a la “crudita” en la que se autoriza al secretario de Hacienda a realizar anualmente ajustes a la tasa del nuevo impuesto, esto como medida para garantizar los recaudos esperados.

En estos momentos la legislatura se ocupa del proyecto de la nueva Ley de transformación del sistema contributivo. Con esta medida el gobierno busca sustituir el actual modelo que recibe su recaudo mediante el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) por un modelo que nutriría sus recaudaciones a través de lo que la ciudadanía consume y los servicios que utiliza. El mencionado gravamen tiene por nombre Impuesto sobre el Valor Agregado, lo que llevaría a la ciudadanía a pagar más del doble de lo que actualmente se tributa (0.07 de cada dólar), es decir, 0.16 centavos de cada dólar. Aunque quienes lo proponen arguyen que incentiva la productividad, premia al trabajo, captura al evasor y distribuye de forma justa la carga contributiva, lo que llevaría más dinero a las arcas gubernamentales. Por su parte, quienes se oponen al IVA manifiestan que serán los más pobres y la clase trabajadora los que al final del camino terminarán pagando más.
En medio de tal panorama, la Iglesia es consecuente en pronunciarse de forma clara acerca de la realidad actual del País. En su homilía del primer domingo de Cuaresma, el pasado 22 de febrero, el Arzobispo Metropolitano de San Juan Roberto González Nieves OFM, puntualizó: “el gobierno tiene que resistir la tentación de violar derechos humanos, de aumentar los costos de vidas, de agravar la situación económica de los más pobres y de menos recursos económicos con altas tasas de impuestos, de agravar las oportunidades educativas de los estudiantes al imponer contribuciones sin precedentes a los servicios educativos privados y encareciendo los servicios médicos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here