¿Alguna vez se ha preguntado qué hará con la basura que genera si algún día le notifican que cerrarán los vertederos del país? Antes de que un evento así suceda, tome en consideración reducir el consumo de materiales desechables y considere reusar aquello que considera basura. En esta nota, conocerá cómo vivir un estilo de vida basura cero y encontrará varios consejos para su convertir propia basura en artículos funcionales o estéticos.

Comience con cuatro pasos:

1. Rechace y reduzca; Pregúntese si realmente necesita todos los productos con todas las variedades que consume. Es muy probable que la respuesta sea no. Entonces redúzcalos. Empiece a vivir un “estilo de vida menos desechable” y busque productos reutilizables para remplazar los consumibles. Elija productos biodegradables o por lo menos reciclables tratando de reducir el plástico ya que su reciclabilidad es limitada y demora cientos de años en descomponerse. Prefiera alternativas de vidrio, metal o papel en su lugar.

2. Reutilice y repare; Antes de botar un producto que ya no cumple con su función original, pregúntese si puede repararlo o darle otro uso.  Si realmente ya no le sirve, considere regalarlo a otras personas o donarlo a organizaciones caritativas.

3. Composte desechos orgánicos; Compostar en casa significa echar los desechos orgánicos en un lugar (normalmente una caja) donde se pueden convertir en tierra de hojas naturalmente. Haciendo esto, puede reducir su cantidad de basura a un 50 %. Además, evitará que sus residuos orgánicos produzcan gas metano en los vertederos. Hay composteras grandes para casas y composteras pequeñas para apartamentos. Además, también puede fabricar su propia compostera.

4. Recicle; Recicle lo que no pueda reutilizar o compostar. En algunas comunidades pasa un camión de reciclaje, en otros municipios hay centros de acopio.

Como parte del primer paso puede ser cambiando sus envases y contenedores plásticos por unos de vidrio o acero inoxidable. Cuando vaya de compras, procure llevar sus bolsas reusables. Economice dinero sustituyendo el papel toalla por toallas de tela que pueda lavar y reusar.

Dicen que reusar es mejor que reciclar, por lo que antes de descartar algún producto o material piense si le puede dar otro uso. Por ejemplo, en vez de desechar las botellas plásticas, haga un comedero para pájaros. Las medias viejas o rotas son material perfecto para trapos de cocina. Así como puede usar los cartones de huevo para plantar semillas. Recuerde que la creatividad no tiene límite.

(Fuentes: Varias)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here