Con lágrimas en los ojos, esa fue la reacción de doña Julia González al recibir el generador eléctrico que le entregó Cáritas Puerto Rico, gracias a la donación de la organización Food for the Poor, entidad que ha aportado más de $15 millones en donaciones tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

“Muchas gracias, se lo agradezco con todo el corazón”, fueron las únicas palabras que pudo pronunciar la mujer, mientras dos líderes de la comunidad Jacanas Sur de Yabucoa, donde al cierre de esta edición aún no había llegado la luz, colocaron la planta en el balcón. Doña Julia vive junto a su esposo, Aguedo Fonseca con el que lleva 58 años de casada y que en los últimos 9 meses ha sufrido dos infartos cardiacos. Padre Enrique “Kike” Camacho, director de Cáritas Puerto Rico, junto a P. Miguel de Ángel Ramírez, párroco de la parroquia Santos Ángeles Custodios,  participaron de la entrega de varios generadores y orararon por la salud de ambos.

Con la misma alegría, doña María de la Paz Reyes González, de 92 años, “Pasita Reyes”, como la conocen en el barrio, recibió con un fuerte abrazo a P. Kike, en la residencia en la que sus 11 hijos se alternan para cuidarla. La mujer de cabellos blancos que tiene toda su sala adornada con cuadros de la Virgen María, Jesús y hasta del Papa Francisco dijo: “Tengo que darle gracias a Dios porque para la edad que tengo y las condiciones que uno tiene tengo hijos que me ayudan”.

Al igual que estas dos familias, otros 208 residentes de Yabucoa recibieron generadores eléctricos, de los 210 que donó la organización con sede en Estados Unidos. P. Kike explicó que el día que se reseñó la noticia de que un residente de Yabucoa había atentado contra su vida, él estaba en las oficinas de Food for the Poor en Florida. Cuando ellos se enteraron de este hecho, identificaron las fuentes para la adquisición del equipo. Explicó que por lo general las ayudas que envían se distribuyen equitativamente entre las seis diócesis, pero esta vez ellos pidieron que fuera directamente para ese pueblo.

Sobre a quién se le iba a entregar las plantas eléctricas, P. Kike dijo que de antemano los líderes comunitarios identificaron personas con necesidad mayor en cada uno de los sectores en los que aún no hay luz. Del mismo, modo, indicó que hace dos semanas estuvieron en Utuado otra de las zonas donde todavía no hay servicio de energía y aunque no entregaron plantas eléctricas sí llevaron mucha ayuda a las familias necesitadas.

De otra parte, en la actividad que se realizó en un salón de la parroquia Santos Ángeles Custodios del municipio antes mencionado, donde se entregaron los generadores eléctricos a los líderes comunitarios que posteriormente los distribuyeron, el Obispo de Caguas, Mons. Eusebio Ramos Morales destacó que: “La donación de estos generadores es una señal de ese abrazo de solidaridad y comunión con los que sufren. Tenemos que seguir esos esfuerzos de comunión y de servicio a la gente de nuestras comunidades”.

A su vez exhortó a que: “Por favor nos unamos, Puerto Rico no puede seguir divido sin consensos. Necesitamos el espíritu de comunión entre nuestros líderes a nivel político, eclesial y social. […] El país no se va a levantar desde afuera lo va a levantar nuestra gente”.

Cabe mencionar que, el viernes, 22 de junio Cáritas Puerto Rico organizó en Yabucoa una Clínica de manejos de casos, en la que además de suministros, se otorgaron certificados para la compra de comestibles y muebles. Además, se ofrecieron servicios de salud, psicológicos y legales de manera gratuita. También FEMA brindó asistencia y otras entidades sin fines de lucro como: PECES y Crearte dijeron presentes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here