Así como cae agua del Cielo así caerán en ti las más grandes bendiciones en el nombre de Dios. Toma un minuto y envíalo. Repite: ‘Dios tú eres mi fuerza, te necesito, sáname y sana a mi familia’. Pásalo a muchas personas, porfa no lo ignores es una promesa”. Es posible que alguna vez haya leído un mensaje como este que constantemente se envía como parte de las cadenas de oración.

Según Padre Eric Iván García Concepción de la parroquia San Germán de Auxerre en San Germán, al participar del envío de estas “están mezclando la superstición y lo oculto con la fe que son dos temas que tienen que estar separados. ¿Por qué? Porque un envío de un Padrenuestro, un Ave María, un Gloria o una oración es un detalle bonito porque no se puede decir que no, pero no es el detalle sino la forma en que lo están haciendo”.

Indicó que es importante ver cómo está el crecimiento espiritual de cada persona y si esa cadena que se envía en efecto ayuda a que la gente crezca espiritualmente. Asimismo, sostuvo que hay quienes se molestan con la fe por las múltiples veces que le envían estos mensajes.

“Dios nos habla claro, nos dio una promesa, de que somos sus hijos, somos bendecidos pero no con esto de mandar oraciones o mensajes de texto o cadenas en WhatsApp. Estamos tergiversando la oración”, comentó.

Criticó que la gente pierda tanto tiempo en las redes sociales al igual que el contacto con lo humano y con Dios. ‘Ah no yo hago mis oraciones en el iPad o en el celular’. Mire cierre sus ojos, medite, escuche la voz de Dios. Perdemos hasta el contacto con la familia”, dijo.

Aseguró que sí se puede enviar un mensaje de alivio a las personas pero no condicionándolo a una superstición ya que al pensar que “no se lo envié a tantas personas y por eso estoy salao’, por eso no recibí la bendición o no me dieron el trabajo le estamos atribuyendo poderes mágicos a la oración”.

Instó a reflexionar cómo del like se pasa a la acción y cuestionó si realmente se está orando por el individuo o se tiene solidaridad con la persona al darle un mero like o forward.

Aclaró que estas cadenas no tienen ningún signo sacramental y que los círculos de oración son poderosos siempre y cuando se tenga una causa. Subrayó que lo realmente importante es tener una relación directa con Dios mediante la oración. Y que no será motivo de pecado para la persona el hecho de que no reenvíe el mensaje.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here