Un grupo de 65 jóvenes de diferentes tropas de Boys Scouts del área oeste del País completaron el reto de 50 millas, un desafío que consiste en caminar 50 millas para obtener un award, (parche que colocarán en su uniforme cuando se conviertan en águilas). El recorrido se extendió por cinco días: inició en Añasco, continuó por Moca, San Sebastián, Las Marías, Maricao y culminó en la plaza pública de Sabana Grande. Cabe mencionar que durante la ruta hicieron 62 millas, 12 más que lo requerido para obtener el reconocimiento.

La chairman de la tropa 702, una de las tropas invitadas de Cabo Rojo, Janira Rivera, detalló que la tropa que organizó la actividad fue la 516 de Sabana Grande. A su vez invitaron a las tropas 702 y 270 de Cabo Rojo, 277 de Mayagüez, 1954 de Sabana Grande y la 1914 de Hormigueros. Asimismo indicó que aunque no es necesario escoger un motivo particular para realizar el reto, los organizadores decidieron dedicar la caminata a las personas con impedimento. “Queríamos darle un sentido a la caminata que no fuera simplemente caminar por caminar. Eso nos permitió crear consciencia en la sociedad sobre las necesidades y derechos de esta población”, precisó.

Del mismo modo indicó que para que los jóvenes pudieran entender mejor a las personas con impedimentos, llevaban un sillón de ruedas que cada uno debía empujar en intervalos de 10 minutos para que cada uno pudieran sentir lo que pasan las personas con impedimento. “Ellos pudieron notar los hoyos, las aceras ocupadas que no le permiten pasar por ellas. En fin lo difícil que es transportarse en un sillón de ruedas por las calles”, mencionó.

Joel Cuevas Ortiz, uno de los participantes del reto, admitió que esta experiencia nunca la va olvidar: “En uno de los tramos que era bien empinado vi cómo unos a otros nos apoyamos para tratar de llegar”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here