Getting your Trinity Audio player ready...

El consumo de pescado; es sin duda, parte de una alimentación variada y saludable. En Puerto Rico, como en muchas partes del mundo, el consumo de pescado aumenta considerablemente durante la Cuaresma y Semana Santa. La integración de pescados en la dieta, ayuda a mejorar los niveles de colesterol, por su aporte de grasas omega 3 de cadena larga, y también grasas omega 6. De igual forma, los pescados son una fuente rica en proteínas y nutrientes como vitamina D, hierro, colina, yodo y selenio, además de ser bajos en grasas saturadas. 

Según la Universidad de Harvard; división de Salud Pública, el consumo de pescados 2-3 veces a la semana puede reducir hasta 36% el riesgo de morir por enfermedad cardiaca. Por otro lado, la FDA y la EPA mantienen las recomendaciones del consumo, de dos a tres veces a la semana; el pescado con bajo contenido de mercurio con especial atencióna poblaciones vulnerables como son: niños, embarazadas, lactantes y adultos mayores. En el embarazo, el consumo de pescados de forma segura, es beneficioso para el desarrollo de la médula espinal del bebé; por su aporte de colina, y en los niños el aporte de hierro y zinc ayudan a fortalecer su sistema inmunitario. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos, destaca en sus recomendaciones como “mejores pescados” con bajo contenido de mercurio los siguientes: salmón “salvaje”, atún enlatado claro, bacalao, tilapia, camarón, entre otros. Algunos de los pescados a evitar por alto contenido de mercurio, son los siguientes: tiburón, pez espada, atún de ojos grandes o patudo, pez emperador y marlin. Las porciones del consumo semanal de pescados varían por edad; niños de 1-3 años pueden consumir 1 onza dos veces por semana, 2 onzas para las edades de 4-7 años, 3 onzas para las edades de 8-10 años y 4 onzas a los 11 años de edad; al igual que para las embarazadas y lactantes. Recordemos la importancia de evitar el consumo de pescados crudos o parcialmente cocidos en estas poblaciones de riesgo; deben consumirlos completamente cocidos. Finalmente, el consumo de pescado de forma segura debe darse en cualquier época del año, como parte de un patrón de alimentación saludable. 

Lcda. Olga Sinigaglia LND,MHSN,CLE

Para El Visitante