El 31 de octubre, a las 11:00 de la mañana en la Catedral Saint Joseph de Hartford, Connecticut, se celebra la misa de beatificación de Padre Michael Joseph McGivney, conocido por ser el fundador de los Caballeros de Colón. Esto tras darse a conocer el 27 de mayo en Roma la aprobación por parte de Papa Francisco de la promulgación del decreto que reconoce el milagro atribuido a la intercesión de P. McGivney.

El sacerdote tuvo la visión de permitir y fomentar el servicio de los laicos en la Iglesia de una manera innovadora, casi un siglo previo a la formalización de estas ideas en el Concilio Vaticano II. Por ello, es conocido por fundar los Caballeros de Colón, organización católica con dos millones de integrantes en América, Asia y Europa. Fundó la organización en 1882 para apoyar espiritualmente y financieramente a las familias que habían sufrido la perdida de sus sostén económico.

Cabe destacar que durante la pandemia de gripe de 1890 que azotó Connecticut el sacerdote de desvivió en servicio a sus feligreses. Al poco tiempo enfermó y falleció.

“El padre McGivney ha inspirado a generaciones de católicos a arremangarse las mangas, y poner en práctica su fe. Ha estado al frente de la promoción del papel de los laicos en la Iglesia. Hoy en día su espíritu sigue dando forma a la extraordinaria labor caritativa de los Caballeros que siguen sirviendo a los sectores más marginados de la sociedad como lo hizo con las viudas y los huérfanos en la década de 1880”, sostuvo Carl A. Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón ante la noticia de la beatificación.

Milagro con un no nacido

Su causa de beatificación inició en la Arquidiócesis de Hartford para el 1997. Para que se de la beatificación se requiere de un milagro atribuido a la intercesión de P. McGivney. Este milagro se dio con un niño en el vientre materno que aún no había nacido en Estados Unidos para el 2015. El niño sufría una enfermedad que le causaría la muerte. La familia pidió al Padre McGivney por la sanación del niño, lo que aconteció luego.

Nació Connecticut en 1852 de padres inmigrantes irlandeses, fue ordenado sacerdote en 1877 para la Arquidiócesis de Hartford, laboró con comunidades de inmigrantes en Hartford, fundó los Caballeros de Colón en 1882 junto a un grupo de laicos y a sus 38 años falleció en 1890. Toda su vida ministerial se mantuvo como sacerdote al servicio de su parroquia, su comunidad y su feligresía.

 

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com

Twitter: @Enrique_LopezEV

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here