INDICACIONES PARA LAS CELEBRACIONES DE LA SEMANA SANTA DEL 2021 CON EL PUEBLO EN MEDIO DE LA PANDEMIA DEL SARS-CoV-2

Introducción

Aún enfrentamos la pandemia del COVID-19 que ha traído muchos cambios, incluso, en la forma habitual de celebrar la liturgia. Como Moderador de la vida litúrgica en nuestra Iglesia particular, con el deseo de que las celebraciones litúrgicas se desarrollen correctamente, y con fruto para el pueblo de Dios, a la vez que procuramos evitar los contagios por el bien común [ver nota], dispongo lo siguiente dentro de los límites de nuestra Arquidiócesis para la celebración de la Semana Santa.

Favor de informar lo dispuesto aquí a todos los fieles de nuestras comunidades y empleados de nuestras dependencias diocesanas, parroquiales y escolares.

El Señor Jesús, Sacerdote y Víctima, paciente, muerto, sepultado y resucitado, nos conceda participar de la vida nueva de su Pascua.

Nota: Cf. Congregación para el Culto Divino, Nota a Obispos y Conferencias Episcopales sobre las Celebraciones de la Semana Santa 2021. Prot. N. 96/21. Pueden verse también los decretos Prot. N. 153/20 y 154/20 de la misma Congregación.

I. Disposiciones generales

Se mantiene lo establecido en la actualización del protocolo para las celebraciones con el pueblo, publicado el mes pasado.

II. Domingo de Ramos

    1. Se debe dar preferencia a la segunda (solemne) o tercera(simple) forma de entrada, de manera que los fieles estén ya ubicados en sus sitios antes de comenzar la celebración; después de haber entrado a la iglesia o donde se tenga la celebración, habiendo tomado la temperatura, desinfectado sus manos y demás medidas de precaución que se toman antes de entrar al espacio celebrativo, según los protocolos que hemos emanado.
    2. Indíquese con anterioridad a los fieles que traigan sus propias ramas, que pueden ser de palma u otro árbol.
    3. Se pueden asperjar los ramos después de la oración de bendición de los ramos, como lo indican las rúbricas.
    4. Las normas litúrgicas permiten reducir la liturgia de la Palabra, sea suprimiendo una de las lecturas previas al Evangelio o incluso proclamar sólo la Pasión. Juzguen prudentemente lo que sea más conveniente hacer en sus comunidades.

III. Misa Crismal

La misma se llevará a cabo el Martes Santo a las 11:00 AM en la Parroquia María Auxiliadora en Cantera. Debido a la pandemia, disponemos que en esta ocasión será sólo para el presbiterio. Podrán participar los diáconos, consagrados y fieles laicos que vayan a ejercer algún ministerio en la celebración.

Como siempre, los ministros ordenados deberán traer sus vestimentas de color blanco para la concelebración.

IV. Misa de la Cena del Señor

    1. Para esta celebración tan especial, ya que es única, para evitar una gran aglomeración de fieles o en las parroquias que hay varias capillas, podría hacerse más de una celebración en las horas de la tarde o temprano en la noche.
    2. Como el año pasado, omítase el lavatorio de pies.
    3. Al final de la Misa en la Cena del Señor, hágase la reserva del Santísimo de manera sencilla, incluso usando el tabernáculo ordinario del templo.
    4. Cada párroco y/o administrador parroquial determinará si es posible hacer en su comunidad la visita al monumento, si se pueden mantener las normas básicas de distanciamiento, desinfección, etc.
    5. Se concede, excepcionalmente, a los presbíteros la facultad de celebrar la Misa, sin la presencia del pueblo, en un lugar adecuado.

V. Celebración de la Pasión del Señor

    1. Si es posible reservar adecuada y reverentemente el Santísimo en otro lugar, distinto de donde se tendrá la celebración de la Pasión, hágase.
    2. Al inicio de la celebración, en vez de la postración de los ministros ordenados, limítense a arrodillarse durante unos momentos.
    3. En la oración universal vuelva a añadirse la intención por la situación creada por la pandemia. (v. Apéndice, página 6)
    4. Para la adoración de la Santa Cruz, limítese el gesto a una reverencia o inclinación ante el crucifijo, sea que los fieles la hagan manteniéndose en su lugar haciendo una reverencia general todos a la vez o que se acerquen individualmente en procesión. Entónese un cántico apropiado que ayude a la asamblea a meditar en el sacrificio redentor del Señor.
    5. Aprovéchese la Memoria de los Dolores de la Santísima Virgen que provee la edición argentina del Misal Romano aprobado para nuestra Provincia eclesiástica.

VI. Vigilia Pascual: Se podrá celebrar a partir de las 4:00 de la tarde.

  1. Los fieles deben estar ya ubicados en el lugar en que estarán durante la celebración.
  2. Lucernario:a. Se hará sin la fogata.b. La trasmisión del fuego del cirio a las velas de los fieles se hará con la debida precaución de acercarse por un momento muy breve a encender las velas.
  1. Liturgia de la Palabra:
    a. Recuérdese que es posible reducirla hasta tres lecturas del Antiguo Testamento, sin que falte la del Éxodo.b. En caso extremo se puede omitir el Salmo Responsorial, pero haciendo una pausa de silencio sagrado antes de hacer la oración correspondiente a la lectura.
  2. Liturgia bautismal:a.Se puede sugerir a los fieles que cada quien traiga un recipiente con agua para que el sacerdote lo bendiga al momento que se bendice el agua en esta parte de la celebración, para que usen de ella en sus hogares.b.Se puede asperjar al pueblo.

    c. Hágase la renovación de las promesas bautismales, sin necesariamente volver a prender las velas de la asamblea.

    d. Si hay bautizandos y catecúmenos sígase lo establecido por el Protocolo II y II-b.

  1. Aprovéchese el saludo solmene a la Virgen que provee la edición argentina del Misal Romano aprobado para nuestra Provincia Eclesiástica.

VII. Piedad popular

En estos días la liturgia es acompañada por muchas expresiones de la piedad popular de nuestro pueblo. Aquellas devociones que requieran la aglomeración de fieles no se deben realizar. Aquellas que se puedan hacer cuidando el distanciamiento físico y demás normas de precaución pueden llevarse a cabo.

Conclusión  

Confiamos que el fin de esta pandemia llegue pronto. Anhelamos celebrar las fiestas pascualas en todo su esplendor con la ilusión con que las vivía nuestro Beato  Carlos Manuel Cecilio. A él encomendamos nuestra vivencia de las mismas, tanto en estos tiempos difíciles, como cuando lleguen otros mejores.

Que el Señor les bendiga y les proteja siempre.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Dado en San Juan de Puerto Rico a 4 del mes de marzo del año del Señor del 2021.

Arzobispo Metropolitano de San Juan de Puerto Rico

 

 

 

Apéndice

 Para la oración universal del Viernes Santo

 XI  Por los enfermos de Covid19

Oremos por todos los enfermos de Coronavirus, por el eterno descanso de aquellos que han muerto por su causa y por los que han sufrido alguna pérdida.

Oración en silencio. Prosigue el sacerdote, con las manos extendidas.

Dios Todopoderoso y eterno, salud de los que creen en ti; escucha las súplicas que te dirigimos en favor de los que sufren por la enfermedad del Coronavirus y todo otro padecimiento para que les bendigas con el auxilio de tu misericordia. Concede Padre, el eterno descanso a todos los que han muerto a causa de esta pandemia; y a cuantos sufren por la pérdida de sus seres queridos concédeles la confianza en ti, de quien nos viene toda fortaleza.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here