Getting your Trinity Audio player ready...

Me confieso. No he salido de misión a tierras lejanas ni tengo programado ir a tierras africanas pronto. Pero, el proceso formativo, el ardor y ánimo por la misión que propone el camino juntos que emprendemos con el Sexto Congreso Americano Misionero (CAM6) Puerto Rico 2024 me coloca de frente a una realidad. Si verdaderamente soy fiel creyente y seguidor de los pasos de Jesucristo, debo salir de mis comodidades y debo salir hacia a mi prójimo en cualquier lugar que se encuentre para compartir lo que tengo, lo que creo y lo que soy desde la oración y la acción. Ese compartir es un proponer donde la misión encuentra su tiempo, espacio y sentido. Siento que es como predicar con actos concretos como si la fe encontrara su definición en los gestos…

Como nos recordaba el Evangelio hace unos domingos, ser la sal y la luz del mundo. Es curioso que cada Bienaventuranza propone una acción concreta y no títulos. Porque más allá del buen uso de la palabra -sea escrita o en discurso- debe ir acompañada de la vivencia, del ejemplo y de gestos. Ya lo dicta la escritura: “Por sus frutos los conoceréis”, (Mt 7, 16).

Tal vez salir a los confines de la tierra sea complicado, pero, depende de la definición de tierra. Pudiera ser donde estoy exactamente, la parcela, el pueblo, la región, el país… Se trata de ir al prójimo, que es mi próximo, y proclamar el Evangelio. La misión tiene su finalidad en la gente, en los corazones, en la evangelización que transforma al mundo en un anticipo de la patria celeste, en un lugar más justo, más pacífico, más misericordioso… Por ello, siento que los fieles creyentes debemos unirnos a este ardor por la misión que despierta y reanima nuestra fe, que enciende nuestra llamada como discípulos-misioneros.

Es el mismo Espíritu Santo quien anima el proceso del CAM6 que acontece y tendrá su momento cúspide en el 2024. El texto bíblico iluminador para el CAM6 es de Hechos de los Apóstoles (1, 8): “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre ustedes, y serán mis testigos… hasta los confines de la tierra”. El tema del CAM6 se desprende del texto bíblico y de la Exhortación Apostólica Evangelii gaudiumEvangelizadores con Espíritu hasta los confines de la tierra. Por último, su lema: América, con la fuerza del Espíritu, testigos de Cristo.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter: @Enrique_LopezEV 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here