La debacle que se perfila próximamente en el Sistema de Retiro de Puerto Rico ante la posibilidad de que no haya fondos para pagarle a los miles de pensionados del país, se debe a que la Isla no ha sido capaz de generar ingresos que nutran ese fondo.

Así lo dijo el Dr. Leandro Colón Alicea, vicepresidente de Asuntos Académicos de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) de Ponce. “A lo largo de su historia Puerto Rico no ha sido capaz de generar producción, empleos y por ende ingresos que vayan nutriendo ese fondo para poderle pagar a los que se van jubilando”, precisó.

Detalló que si el Sistema de Retiro no funciona adecuadamente es porque los trabajadores activos son los que van financiando a los que se retiran. “Si no hay gente que aporte a ese fondo porque no hay trabajo y no hay ingresos para inyectarle y se le sigue sacando dinero para pagar pensiones eventualmente se quedará en cero”, señaló.

Por consiguiente, para que haya dinero para emitir los pagos a los jubilados es necesario que lo que se aporte sea mayor que lo que se retira para pagar, algo que según el Vicepresidente de Asuntos Académicos, no ocurre.

De otro lado, Colón Alicea destacó que en los últimos 15 a 20 años la mayoría de los empleos que se han generado en el país son a tiempo parcial y esto no cotiza para el retiro. “Mientras más trabajo haya de este tipo que no aporta, menos dinero hay para nutrir el Sistema de Retiro”, reiteró.

Asimismo expresó que aquellos que trabajan por su cuenta sin rendirle ingresos al Departamento de Hacienda, ya sea en servicios de jardineria, pintando casas, o por su cuenta, forman parte de la economía informal o como se le conoce también economía subterránea y tampoco cotizan al sistema de retiro.

No obstante, el Dr. Colón Alicea aseguró que no todo está perdido, pero que hará falta mucho más que voluntad y tomar decisiones drásticas para salvar el Sistema de Retiro de Puerto Rico.

Recalcó que de la Isla salen unos $35 mil millones en ganancias de empresas extranjeras por lo que imponerle un pequeño impuesto podría generar un alto rendimiento contributivo. De inmediato, se cuestionó si esta acción provocaría que las compañías abandonen el país.

“Eso es un mito, nunca se ha estudiado profundamente. Ellos (la empresa) siempre tratan de maximizar sus ganancias. Hay que evaluar cada caso y ver qué impacto contributivo tiene un por ciento pequeño de aumento en la tasa contributiva sobre empresas que generan ganancias millonarias”, respondió.

De igual modo, mencionó que como otras alternativas está: controlar el gasto público, imponer impuestos a las transacciones bancarias y reorganizar agencias de gobierno, entre otras.

Sin duda, el Vicepresidente de Asuntos Académicos de la PUCPR, declaró que hoy se está mirando hacia el empresarismo como una preferencia para paliar la crisis. Sobre esto lamentó que en el pasado no se de le diera la importancia que merecía por lo que urgió para que se eliminen los obstáculos gubernamentales a la hora de fundarlas.

Igualmente, advirtió que es vital establecer un sistema de ajuste por el nivel de precio. Esto debido a que como la pensión es un ingreso fijo a medida que aumentan los precios de la economía, el poder adquisitivo por el dinero que se recibe, es cada vez menor.

Al tiempo, confirmó que el renglón de la salud es en el que más gastan los jubilados y es necesario un plan de salud universal que garantice salud para todo el mundo. “La salud no se puede convertir en un bien que se genera para maximizar ganancias. Un sistema que está sujeto al mercado, que no mire la salud sino la ganancia de las aseguradoras, es un sistema anti cristiano”, reclamó.

Colón Alicea concluyó puntualizando que: “Mientras sigamos disparándonos políticamente, y no tomemos acciones serias para unir a la gente, recibir ideas y propuestas de todos los sectores, estamos mal”.

Nota: Tratamos de comunicarnos con personal de la Administración de Sistema de Retiro pero todos los intentos fueron infructuosos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here