Hace unas semanas el Grupo de Trabajo para la Recuperación Fiscal y Económica de Puerto Rico divulgó el Plan de Crecimiento Económico y Fiscal (PCEF) que a largo plazo busca establecer medidas de crecimiento económico y reformas dirigidas a lograr la estabilidad fiscal del país y sus residentes ante la recesión económica que enfrenta hace varios años.

“Básicamente es una combinación de estrategias para atacar ambos problemas, el de falta de crecimiento y el de deficiencia gubernamental”, describió el Dr. Edgar Rodríguez Ríos, director ejecutivo del Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en Ponce.

El doctor explicó que de llevarse a cabo el Plan tal y como está, atacaría bastante de frente el problema que tiene Puerto Rico en la inversión. Destacó que el mismo propone muchas estrategias para mejorar la inversión pública al igual que la eficiencia del sector público lo que se traduce en reducir gastos, mejorar el servicio a los ciudadanos, promover un impulso a las corporaciones del sector privado, reducir impuestos que a su vez sean más fáciles de pagar y administrar, agilizar el proceso de permisología y que sea especializado en una agencia solamente, entre otros.

“La reforma propone también herramientas para estimular la participación laboral que es una más grave y un problema viejo que tiene Puerto Rico con una tasa de participación de 40 % a 41 %”, sostuvo el experto que a su vez sugirió la inclusión de medidas para aumentar la participación del público para formar parte de la fuerza laboral con el fin de disminuir la dependencia al Programa de Asistencia Nutricional.

Sin embargo, para Rodríguez es motivo de preocupación que un plan “tan complejo como este, esté vinculado a estrategias que nosotros mismos no controlamos”. Expresó que se desconoce si los bonistas estarán de acuerdo con la reestructuración de la deuda y si Estados Unidos aprobará la Ley de cabotaje. “Si eso no se da, el gobierno de Puerto Rico va a tener que hacer ajustes en el área que sí controlamos, entonces va a ser más peligroso para el País”, advirtió.

Añadió que: “Si el plan no es exitoso promoviendo el crecimiento económico, no será exitoso reduciendo el déficit fiscal y por lo tanto no será exitoso reduciéndose el nivel de deudas”.

En cuanto a soluciones alternas a las propuestas por el PCEF, indicó que debido a la situación en la que se encuentra la economía de Puerto Rico en estos momentos, hay muy poco espacio para otras opciones. “Las alternativas que está sugiriendo un grupo es que se reduzca más el gasto, no tocar los impuestos y no depender tanto de la reestructuración de la deuda. Reduciendo el gasto se van a afectar más los servicios públicos que se le dan al pueblo”, expresó.

No obstante, reiteró que el Plan es importante porque es el primero que se presenta de forma estructurada, ya que promueve cambios significativos, especialmente en el aspecto institucional del País, que hacían falta desde hace mucho tiempo.

“Ellos hacen unas recomendaciones importantes de cómo se debe administrar la cosa pública y ser eficientes en la administración del gasto público. Promueven estrategias importantes para nosotros ser mejor como país”, manifestó.

De otro lado, el informe que consta de 78 páginas, se concentra en tres temas principales, cada uno sub dividido en las áreas a impactar. El primer tema expone las estrategias para promover el crecimiento económico y la reforma estructural, con el fin de estimular el empleo y la participación laboral, diversificar la base de combustible y estabilizar la tarifa de energía, implementar impuestos corporativos así como reducir costos para establecer negocios y facilitar los mismos.

El segundo punto identificado en el documento como estabilidad fiscal sugiere completar la transición al IVA, estabilizar la base tributaria corporativa, mejorar la fiscalización a los contribuyentes, reducir gastos operacionales y subsidios  gubernamentales, disminuir el Departamento de Educación, controlar gastos del programa Mi salud e impulsar alianzas público privadas.

Por último, bajo la categoría de reforma y transparencia institucional se pretende instalar nuevos sistemas financieros y de contabilidad, centralizar las funciones de Hacienda, mejorar las decisiones fiscales y económicas, crear nuevas reglas presupuestarias y establecer la Junta de Control Fiscal.

(El plan completo está disponible en: PuertoRicoFiscalandEconomicGrowthPlan

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here