Getting your Trinity Audio player ready...

Dios Padre nuestro: Hoy me acerco a ti para darte gracias por aquella persona que con sus acciones me mostró como debo amar; amar sin medida y sin esperar nada a cambio. Por aquella persona que, a pesar de los años y la distancia, siempre estará muy cerca de mi corazón. Yo sé que tú me entiendes, pues quisiste que tu hijo Jesús, tuviera a una persona así también; alguien que buscara darle los mejores consejos y al mismo tiempo se acomodase a las necesidades infantiles de un pequeño; alguien que lo guiara y le mostrara el camino correcto, que supiera impulsarlo a ser mejor y a acercarte a ti.    

Hoy te pido me des la fortaleza para amar como ella me enseñó. Ayuda a quienes ya no la tienen presente para que la honren amando a sus propios hijos. Ayuda a quienes la tienen viva, para que sean su consuelo y amparo en el atardecer de sus días; y a aquellos a quienes la tienen en la plenitud de sus años para que sepan darle el lugar que se merece. Hoy te pido por ellas, no tengo que mencionarte quienes son, tú sabes bien de quien te hablo.