Getting your Trinity Audio player ready...

La Parroquia María Madre de La Iglesia en la Urb. Villa Nevárez de San Juan vivió una noche de adoración especial el 25 de mayo con el despliegue musical de cantante católico Gaby Molina. ¿Alguna vez te has cruzado con un sacerdote con mahones, tenis y camisa clerical que sus amigos le llaman Padre Pipo? Pues, este servidor del Jesucristo que homilía tras homilía hace reír, reflexionar y toca el alma de todos sus feligreses, fue el anfitrión de la noche de adoración que Gaby Molina convirtió en una especial. 

Gaby Molina presentó las canciones de su primer álbum Misericordiae que refleja los momentos y experiencias vividas de su encuentro con Dios. En un momento de reflexión por Luis Rafael Delgado Robles sobre la palabra misericordia, definida como “el corazón que se mueve a la necesidad del otro”, dijo que si miramos esa relación de Dios en la palabra misericordia es “el lenguaje del amor de Dios, es el lenguaje de Dios para con nosotros”. Misericordiae es una palabra transformada “de la misericordia… perteneciente a”. Y es que la música de este producción musical es “de la misericordia”; la música del álbum es la experiencia del amor de Dios que se ha volcado en la vida de todos los que han participado del desarrollo de ella.

Comenzó con su primer sencillo “Reconstrúyeme”, seguidas de “Cuerpo y Sangre”, “Un Solo Espíritu”, “Resistir” y muchas más cerrando con “A Donde Quiera” a dúo con Will “El Salmista” que hizo ponerse de pie a todos los presentes. La reflexión mariana estuvo a cargo de Yaniris Soan Colón, quien le dio un toque muy especial a la noche. Gaby agradeció a Dios, a sus padres y su esposa expresando que “sin ellos este proyecto de Amor no hubiese sido posible”.

La dirección musical fue liderada por el Profesor Ivaniell Delgado y la producción del evento por Radhamés Carlos Fernández. Pueden seguir y apoyar a Gaby Molina en www.gabymolinamusic.com en donde encontrarás el enlace de todas sus redes sociales.

John Ruiz

Para El Visitante