Getting your Trinity Audio player ready...

Es un sagrario viviente, lleva en su vientre al Hijo de Dios. La imagen de corte apocalíptico cuenta con una corona de estrellas, blancas vestiduras y sobre la luna pisa la serpiente como signo de una ancestral enemistad. La nueva Eva es la Inmaculada Concepción que trae al mundo al Salvador. “«¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo»”, (Lc 1, 28). Este verso bíblico fue la base sólida de la creencia en la purísima concepción de María que imperó en la santa tradición de la Iglesia por muchos siglos. Porque solo una mujer santa podía traer el Santísimo a este mundo.

Alguno pensará que es una advocación mariana, pero en realidad señala al dogma de la Inmaculada Concepción de María proclamado por Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854, mediante la Bula Ineffabilis Deus: “[…] la Santísima Virgen María, en el primer instante de su concepción, fue por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del genero humano, preservada inmune de toda mancha de culpa original, ha sido revelada por Dios […]”. 

De hecho, la Virgen de Lourdes dijo a Bernardita que era la Inmaculada Concepción. Igual, la Virgen de Guadalupe dijo a Juan Diego que era la Inmaculada. Su solemnidad se celebra el octavo día del duodécimo mes durante el Adviento y junto a la Perpetua virginidad de María, Madre de Dios y la Asunción de la Virgen al cielo, la Inmaculada forma parte de los 4 dogmas marianos. 

Puerto Rico cuenta con 10 parroquias y 9 pueblos bajo su patronato. Cuatro de ellas son iconos de acontecimientos devastadores en los últimos años. El templo parroquial Las Piedras continúa gravemente afectado por el huracán María (2017). El templo parroquial de Guayanilla se encuentra en ruinas por la serie sísmica en el suroeste de Puerto Rico (2019-2022). No podemos olvidar la parroquia de Vieques, cuyos problemas de transportación y contaminación no nos pueden dejar indiferentes. Tampoco podemos olvidar a la parroquia de Las Marías, pueblo que ha sido seriamente afectado por la migración a causa de la crisis económica. Estas comunidades han continuado congregandose y celebrando su fe ante toda adversidad o limitación.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter: @Enrique_LopezEV