Para los hatillanos, el 16 de julio es una fecha muy importante. Esto porque es el día de su patrona la Virgen del Carmen. El día antes, el grupo de los Caminantes Con María junto al párroco, Padre Ramón Olivencia, van por los barrios de ese pueblo visitando a los enfermos y llevando la imagen de la Virgen del Carmen, hogar por hogar. Durante las visitas se hace oración por la salud de los enfermos y por sus cuidadores. Se les impone el escapulario del Carmen y continúan su recorrido al ritmo de cánticos a la Virgen y el himno de su patrona.

El 16, día del Carmen, las actividades comienzan desde temprano con la Misa. En ella participan los Trovadores Hatillanos que cantan sus versos de trova dedicados a la Virgen.

Durante todo el día los devotos se van preparando para la procesión. Los pescadores que tienen una participación especial preparan sus barcas y las adornan con flores que ellos mismos recogen, en especial de los árboles de flamboyán de la zona.

En la tarde se celebra una Misa Solemne dedicada a la Virgen del Carmen, en ella los cofrades renuevan sus promesas e inician a los nuevos integrantes de la Cofradía de la Virgen del Carmen en Hatillo.

Luego de la Eucaristía salen en procesión junto a la Virgen que es cargada en los hombros por los devotos que se ofrecen a llevarla y escoltada por una batucada mientras entonan el himno a su patrona.

Una vez llegan al Paseo del Carmen a orillas de la playa Marian, la imagen de la Virgen es entregada a los pescadores hatillanos que la esperan para llevarla en procesión por el mar.

Todo el pueblo acompaña a la Virgen hasta la orilla y observan cómo es montada en la barca de los pescadores. Ellos reman mar adentro en procesión junto a otras barcas. En ese momento el sacerdote hace una bendición especial, conocida por los pescadores como la Bendición al mar, donde por la intersección de la Virgen se pide protección para los pescadores y abundancia en la pesca.

De regreso a la parroquia, la Virgen es escoltada por los pescadores que llevan sus remos en alto en honor a su Patrona. La reciben en el templo con una guardia de honor. Estando allí se le hace una ofrenda a la Virgen por cada pescador que perdió la vida en sus costas durante ese año.

Es el 16 de julio donde todo un pueblo se reúne para celebrar a su patrona. Desde los más chicos hasta los más adultos todos tienen una participación especial en esta celebración.
Se les ha enseñado a los jóvenes que no solo se celebra por tradición, sino que se hace por amor y en especial por fe. Amor a la Virgen del Carmen que como una madre intercede y protege a su pueblo hatillano.

P. Jorge Betancourt, O.Carm.
Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here