Getting your Trinity Audio player ready...

Una vida entregada desde la fraternidad. 

(Segunda de dos entregas.)

Una de las particularidades de los franciscanos es que todos son llamados “Fray” palabra de que viene de “fratello”, que significa hermano. Fray Jaime Pérez, OFM Cap. celebró el 16 de agosto pasado 50 años de su consagración religiosa como hermano. Uno los ministerios que ha realizado de manera más cercana durante su vida ha sido el acompañamiento a los jóvenes. 

“Una de las grandes características de Fray Jaime es su capacidad de empatía para con todos. Sabe escuchar y entrar en sintonía con las personas, en especial con los jóvenes. Ha sido, por ello, un gran promotor vocacional. Eso es un don que muchos hermanos sacerdotes no tenemos”, describió el Vicario General de la Orden Capuchina, Fray José Ángel Torres.

“Fray Jaime es uno de estos religiosos que tienen una vitalidad y alegría que parece que no envejece. Es cuando vives con él que puedes percibir de dónde saca tanta alegría, entusiasmo y disposición. Es que todo lo hace desde la oración. Él ha aportado en mí ver que es posible trabajar arduamente y organizar tu tiempo para la oración”, destacó Fray Gabriel Juarbe, quien comparte fraternidad con Fray Jaime hace varios años. 

“Los frailes, independientemente no sean ordenados, como consagrados tienen igual importancia porque siempre están sirviendo, en el caso de Fray Jaime con su sonrisa, dirigiendo cantos en misa, cortando grama, planchando, las tareas domésticas, leyendo… invita a ese amor total a servir a los demás desde su propio testimonio de vida”, añadió Gómez. 

“Antes se pensaba que el hermano era aquel que no podía estudiar o aquel que lo ponían a limpiar. No, el hermano es aquel que también puede subir en lo más alto en la Orden y seguir siendo hermano. Tenemos hermanos que son definidores generales y en diferentes posiciones que aportan y dan un testimonio bien lindo”, recalcó Fray Jaime en torno a la función de los hermanos no ordenados. 

En mayo pasado se publicó una “rescripto” al Derecho Canónico en respuesta a una petición al Papa Francisco para una mayor igualdad entre los miembros ordenados y no ordenados de las instituciones religiosas. La nueva legislación permite que miembros no ordenados sean nombrados superiores locales o mayores de su orden religiosa. 

“Para mí ha sido un ejemplo de vida capuchina, un hermano de mucha oración, un trabajador incansable y con gran disponibilidad de servicio. Siempre se muestra disponible para ir al lugar que le pida la Orden y estar disponible para lo que sea necesario en el servicio a la fraternidad y al pueblo de Dios”, expresó Torres agradecido con el testimonio de vida de Fray Jaime. 

Jonathan Colón Hernández

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here