Francisco conversa con los periodistas del vuelo papal de regreso de Estados Unidos y responde a preguntas sobre pederastia, la crisis migratoria, el sacerdocio femenino o el proceso de paz en Colombia.


El santo padre Francisco, como es habitual al concluir un viaje apostólico, conversó con los periodistas que le acompañaban en el vuelo papal de regreso de Estados Unidos. De este modo, el Papa respondió a preguntas durante más de 40 minutos, sobre la pederastia, el sacerdocio femenino, el inminente Sínodo de los Obispos y también de cuestiones más personales, como lo que siente cuando se va de los países que visita, tal y como han publicado los medios presentes en la rueda de prensa con el Pontífice.

ABUSOS SEXUALES A MENORES
Los abusos a menores están por todas partes, están en el entorno familiar, en el entorno vecinal, en las escuelas, en los gimnasios… pero “cuando un sacerdote comete un abuso es gravísimo porque la vocación del sacerdote es hacer crecer ese niño, esa niña, hacia el amor de Dios, hacia la madurez afectiva, o el bien. En vez de hacer eso lo ha impulsado al mal y por esto es casi un sacrilegio”. Asimismo, aseguró que los sacerdotes que abusan de menores traicionan la vocación. Es más, “también son culpables aquellos que han tapado estas cosas”, afirmó.
Sobre el perdón a estas personas que comete abusos, Francisco respondió que “si una persona ha hecho mal, es consciente de lo que ha hecho y no pide perdón, yo le pido a Dios que lo tenga en cuenta. Yo lo perdono, pero él no recibe el perdón. Está cerrado al perdón”. Y a propósito de las víctimas y sus familias que no logran perdonar o no quieren hacerlo, el Papa explicó que “los comprendo, rezo por ellos y no los juzgo”. Y contó que una vez, en una de estas reuniones con víctimas, una mujer le dijo que cuando su madre se enteró que habían abusado de ella “blasfemó contra Dios, perdió la fe y murió atea”. Por eso, el Papa aseguró que comprende a esa mujer y “Dios, que es más bueno que yo, la comprende. Y estoy seguro que a esa mujer Dios la ha recibido porque lo que fue manoseado, lo que fue destrozado, era su propia carne, la carne de su hija. Yo la comprendo”.

CRISIS MIGRATORIA
Por otro lado, Francisco habló de las barreras de alambre de espino que muchos países están construyendo para contener a los inmigrantes. En primer lugar, indicó que esta crisis es “el resultado de un proceso de años, porque las guerras de las que aquella gente huye son guerras de años. El hambre es hambre de años”. Y añadió que “todos todos los muros caen, hoy, mañana, o dentro de cien años, pero todos caen. No es una solución. El muro no es una solución”. Pero –observó– con el diálogo entre países deben encontrarla.

PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA
A propósito de la firma de la paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia, el Santo Padre señaló que cuando supo la noticia de que en marzo se va a firmar el acuerdo, pidió al Señor “haz que lleguemos a marzo, que se llegue con esta bella intención porque faltan pequeñas cosas pero la voluntad existe, de ambas partes”. Y añade que se quedó “contentísimo” y que se sintió parte “en el sentido que yo siempre quise esto”. Asimismo, recordó que habló tres veces con el presidente Santos sobre este problema y que la Santa Sede está muy abierta a ayudar como pueda.

CHINA
Respondiendo a una pregunta sobre las relaciones de la Santa Sede con China y la situación en este país, el Pontífice aseguró que “es una gran nación que aporta al mundo una gran cultura y tantas cosas buenas”. Y recordó que le “gustaría mucho ir a China” y que ama “al pueblo chino, lo quiero mucho”.

SACERDOCIO FEMENINO
El Papa fue muy claro sobre este tema: “eso no puedo hacerlo”. Recordó que el papa san Juan Pablo II, después de largos tiempos de reflexión, lo dejó dicho claramente. ¡No porque las mujeres no tengan la capacidad! Asimismo, observó que en la Iglesia son más importantes las mujeres que los hombres, “porque la Iglesia es mujer. La Iglesia, no el iglesia. La Iglesia es la esposa de Jesucristo”. Y la Virgen –precisó– es más importante que los Papas y los obispos, y que los curas. Pero, también reconoció que “nosotros estamos un poco con retraso en una elaboración de la teología de la mujer; debemos avanzar en esa teología”.

ÉXITO DE FRANCISCO Y VIAJES PAPALES
Yendo a cuestiones más personales, interrogado sobre su éxito y el hecho de que se ha convertido en “una estrella”, el Papa indicó que “las estrellas son bonitas para verlas” pero “el Papa debe ser el siervo de los siervos de Dios”.
A propósito de Estados Unidos, el Santo Padre aseguró que le han sorprendido “las miradas, el calor de la gente, tan amable, una cosa bella y también diferente”. Y también le impresionó mucho “el recibimiento en las ceremonias religiosas y también por la piedad, la religiosidad”.
Del mismo modo, contó que “cuando el avión parte después de una visita me vienen las miradas de tanta gente, me vienen las ganas de rezar por ellos”, y decirle al Señor: “Yo vine aquí para hacer algo, para hacer el bien. Tal vez hice mal, perdóname pero custodia toda esa gente que me ha visto, que ha pensado las cosas que yo he dicho, me ha escuchado, incluso los que me criticaron y por todos”.

(Zenit.org)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here