Getting your Trinity Audio player ready...

Los pasados días son evidencia de que la semilla cae en tierra, germina, da fruto y como el moriviví se puede “morir” y renacer otra vez para dar fruto. Se trata de la Casita del Pobre, iniciativa de pastoral social que ha sido reabierto el pasado 23 de mayo en la Parroquia Santísima Trinidad de Hormigas, en las montañas de Caguas. Fue uno de los sueños e iniciativas del Padre Efraín Zabala Torres, de feliz memoria. 

Sin bombos niplatillos, más bien con lo poco que se tiene, un puñado de fieles de la comunidad parroquial de la Santísima Trinidad presenciaron la apertura, o más bien reapertura, de la Casita del Pobre en el ala derecha del salón parroquial que se encuentra al lado del templo en los predios de la parroquia. En la ceremonia fue dirigida por María Milagros “Milly” Días Rosario, encargada de la Casita. Solamente hubo un breve mensaje y la bendición de Padre Orlando de Jesús, párroco. Se cortó la cinta que representaba el comienzo de un nuevo camino. 

“Pidamos al Señor que derrame su bendición sobre la Casita del Pobre y sobre todos nosotros. Dios de amor y de bondad, que no permaneces indiferente al trato que dispensamos a los más necesitados y humildes, que te complaces con los que son buenos y rectos de corazón, que nos aconsejaste que cuando hagamos una fiesta invitemos a los pobres que no tienen con que pagarte, te pedimos que nuestro corazón sea humilde y sea pobre para que los que vengan a aquí encuentren corazones llenos de amor. […] Te pedimos Padre de amor que en tu bondad infinita (extendió su mano derecha) derrames tu bendición sobre esta Casita”, dijo Padre Orlando durante la bendición.

Cabe destacar que la Casita del Pobre es una iniciativa parroquial que recibe donaciones de ropa, artículos de hogar, enseres, artículos de primera necesidad y cualquier donativo que salga del corazón generoso. Estos artículos están a la disposición de los que lleguen y mediante donativo se pueden adquirir. Luego, estos donativos se utilizarán para atender las necesidades de los pobres de la comunidad parroquial. Tras el paso del huracán María (2017), la Casita del Pobre perdió su inventario y entró en una etapa de pausa hasta el pasado martes, 23 de mayo. Hay que recordar que estamos llamados a atender las 14 obras de misericordia con el prójimo. Por eso es urgente apoyar las iniciativas de pastoral social de las parroquias que atienden a nuestros pobres.

La Casita del Pobre abre de martes a sábado, de 9:00 a.m. a 12:00 MD. Llegar es muy fácil. Desde el Expreso 52 en Caguas se sube por la Carretera 172 y al subir toda la cuesta se da una derecha en la Carretera 785 (en el garaje Ecomaxx). A pasos del cruce se puede apreciar el salón parroquial y el templo de proporciones enormes. En los predios del salón parroquial, a la derecha de este, al final del pasillo está la puerta de la Casita.

Enrique I. López López

e.lopez@elvisitantepr.com 

Twitter: @Enrique_LopezEV 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here