En El Gólgota – a los pies de la Cruz – escuchamos el grito de Jesús “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? En el Hospital San Jorge escuchamos a Carlos Manuel, ¡en este estado mío… abandonado de Dios!

El dolor, el sufrimiento, en definitiva, la cruz de la colitis ulcerosa que en silencio llevó toda su vida Carlos Manuel, lo une a la pasión de Jesús de tal modo que lo hace uno con él. “Cuando Jesús, en la Cruz, grita, no lo hace desde el miedo a haber perdido a Dios. Lo que está haciendo es su última oración, la única que puede hacer en ese momento. Una oración que nace del dolor, del temor, de la sensación de fracaso. Cuando Jesús, en la Cruz grita. . .era una oración de búsqueda y de esperanza aún en ese momento de gran dolor” – Padre José María Rodríguez Olaizola, SJ (Bailar con la soledad Pág. 191).

Una oración que nace del dolor. Carlos Manuel tuvo que ser recluido durante su último año de vida en cuatro ocasiones – la tercera fue en el Hospital Universitario, admitido el 11 de marzo de 1963, donde se le hizo una remoción del recto, colon descendente y se le dejó una colostomía. El 16 de junio de 1963, su cuarta hospitalización within a year, se admitió al Hospital San Jorge donde no tuvo mayor recuperación; siguió un curso lento de empeoramiento. Durante su último mes, el Beato tuvo que padecer el más penoso de todos los sufrimientos: una negrísima oscuridad de la fe, la “noche oscura del alma”.

Este sufrimiento era más punzante y terrible que el cáncer que consumía su cuerpo.

Una oración que nace del temor. le dice a Pepe, su hermano: Posiblemente muera y… ¡en este estado mío. . .abandonado de Dios! Sabía que se le acercaba la muerte. . . y no se encontraba preparado… buscaba al Dios vivo… Muero abandonado de Dios …”así no se puede vivir”.

Dos días antes de su muerte, comenta su hermano José Modesto, quiso ver a su mamá, se despidió de ella y comenzó a inquirir cada vez con más insistencia a su hermano: ¿Cuál es esa palabra que tiene un significado especial para mí? Dime, ¿Cuál es esa palabra que tiene un significado especial para mí? Esto, según su hermano lo hizo por un tiempo, mientras él no sabía de qué le hablaba, hasta qué por fin, después de besarlo, pronunció las palabras claves: “tú, refiriéndose a su hermano, mamá o Dios”. Ahí al decir “Dios” obtuvo la paz, encontró a Quien buscaba: A su Dios, al Dios vivo y verdadero.

La Pascua – En la madrugada del 13 de julio del año 1963 el hijo de Don Manuel y Doña Herminia parte a morar junto a nuestro Padre Celestial, perfumado en fragancias de liturgia y evangelio, sus familiares y amistades más íntimas nos dan fe y testimonio que Carlos Manuel murió en “olor a santidad”. Carlos Manuel está en la Gloria del Señor está con Cristo Nuestro Señor cantando el Aleluya triunfal de la Vigilia Pascual. ■

Pablo E. Negroni
ParaEl Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here