Lo que comenzó como el Ministerio Raquel hace 11 años en la parroquia Santa Bernardita compuesto por mujeres que pasaron por el proceso del aborto, el pasado 12 de diciembre, día de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona del movimiento pro-vida internacional, abrió sus puertas Casa Centro Raquel en Country Club.

La entidad sin fines de lucro, con base cristiana católica está dirigida a proveer orientación emocional y espiritual a mujeres, sin importar su denominación religiosa, ante un embarazo inesperado. A partir de la tercera semana de enero comenzará operaciones de lunes a viernes. Contará con un equipo de voluntarios y brindará servicios de pruebas de embarazo, sonogramas, consejería psicológica, talleres, acompañamiento, donación de ropa durante el primer año de vida del bebé, ayuda económica, asistencia en el proceso de adopción y un programa de prevención en las escuelas.

[Best_Wordpress_Gallery id=”50″ gal_title=”Casa Raquel”]

Como parte de su misión cada sábado el grupo se ubica frente a una clínica de aborto para rezar y entregar información a mujeres con el fin de persuadirlas para reconsiderar continuar su embarazo y tener la criatura. Hasta la fecha, entre los niños salvados como parte de los esfuerzos del ministerio, 36 de ellos han sido bautizados. Según datos aproximados en Puerto Rico se realizan entre 114 a 115 mil abortos anuales, sin contar los que ocurren fuera de récord en clínicas clandestinas. Se estima que estas cifras van en aumento.

Para Padre Rodney Algarín Rosado, vicario episcopal de zona, tanto las mujeres embarazadas como quienes les rodean tienen que “hacer un compromiso para que la vida crezca en santidad, en alegría y en esperanza”. Destacó que: “Lo más importante es la conciencia de la persona, ojalá y en cada esquina hubieran centros de esperanza, nuestras iglesias deben ser centros de esperanza, el mensaje de aquí debe resplandecer primero en los hogares de nuestras familias”.

Por su parte, Margaret Lozada Rivera, presidenta de la junta de Casa Raquel se mostró esperanzada en Dios en que el Centro sirva para ayudar a muchas mujeres. “Para mí es un sueño hecho realidad, poder darle a esas mujeres que de repente salieron embarazadas y no saben qué hacer, una oportunidad para que no pasen por el dolor del aborto que es algo bien doloroso, porque en el momento está uno resolviendo un problema pero más adelante se te hace el problema más grande”, expresó.

Ante el panorama de que los padres llevan a sus hijas a realizarse abortos, Mons. Wilfredo Peña Moredo, mejor conocido como Padre Willie, párroco de la mencionada iglesia y director espiritual del proyecto recalcó que: “Precisamente Casa Raquel es una opción para no llegar ahí. Dicen que la definición de madurez es aceptar responsabilidad por los actos cometidos y todo en la vida tiene consecuencias positivas o negativas. Yo exhorto a los papás y abuelos a que utilicen la casa para asesorarse, ver qué alternativas tienen y cómo le pueden ayudar para que el niño pueda crecer”.

Para información comuníquese al 787-529-7953, 787-408-0404, 787-762-0375 o acceda a: http://parroquiasantabernardita.org/casa-raquel/

 

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here