Oficina de Prensa del Arzobispo de San Juan


El Arzobispado de San Juan preparó un protocolo para la prevención y orientación para las parroquias sobre el virus del Zika. “Por ser la epidemia del Zika un problema que atañe a la comunidad de hombres y mujeres en Puerto Rico, es que nos dimos a la tarea de preparar un protocolo para la prevención y orientación sobre el Zika destinado a las parroquias de nuestra Arquidiócesis de San Juan”, indicó el Arzobispo de San Juan, Roberto Octavio González Nieves, OFM.

La elaboración de este documento fue encomendada a la Vicaría de la Pastoral de Salud dirigida por su Vicario Episcopal, Mons. José Antonio Vázquez, y ha contado con la colaboración de las siguientes personas: Dr. Natalio Izquierdo Encarnación, el Padre Jorge Ferrer, S.J., Th.D. (con especialidad en Teología Moral y Catedrático del Departamento de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico (Mayagüez, Puerto Rico) y el Padre Dr. Juan Luis Negrón Delgado, (Decano de Artes y Humanidades de la PUCPR).

“A todos ellos, quisiera agradecer su aportación, su asesoría y la elaboración de este protocolo que confiamos sea una aportación de nuestra Iglesia Particular a la salud de nuestro pueblo. Por ello, pedimos que el mismo sea publicado en los medios disponibles en cada parroquia, divulgado, estudiado y discutido en cada comunidad parroquial y dependencia arquidiocesana”, manifestó el Arzobispo.

Para el Arzobispo, “Las estadísticas del virus del Zika en Puerto Rico son alarmantes, preocupantes y nos deben llevar a intensificar nuestros esfuerzos en la prevención, diagnóstico y tratamiento del virus del Zika”.

Según Monseñor González Nieves, “en este protocolo, se exhorta a cada parroquia a crear brigadas parroquiales. “Mediante este protocolo, es menester acentuar que suplicamos que, en cada parroquia, se organicen brigadas parroquiales. El propósito de estas brigadas es ir por las comunidades identificando lugares de posibles criaderos de mosquitos, de notificar a las autoridades de los mismos y de ayudar a su eliminación tomando las debidas medidas de salubridad y seguridad. También estas brigadas pueden ofrecer ayuda a las personas contagiadas que así lo requieran y lo ameriten dentro de las posibilidades de la parroquia.” “Por último, quisiera que pusiéramos en oración a todas aquellas personas contagiadas por el Zika, especialmente a nuestras madres embarazadas para que el Señor, el Santo Cristo de la Salud, las bendiga y las acompañe y que proteja en todo su embarazo a los hijos e hijas en sus vientres. También pedimos oraciones por las personas más vulnerables de nuestra sociedad como son la niñez y los ancianos. De igual manera por toda la comunidad médica, y de primeros auxilios en nuestra sociedad”, finalizó González Nieves.

Para acceder e imprimir el protocolo: Protocolo ZIKA parroquias

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here