Inicio Movida Colegial Academia Santa María Reina, siempre adelante en solidaridad

Academia Santa María Reina, siempre adelante en solidaridad

0
517

La Academia Santa María Reina en Ponce (ASMR) ha sido una de las primeras instituciones escolares de esa zona en responder a las necesidades de tantas familias a raíz de la pandemia, situación que se suma a la serie sísmica que afecta especialmente al sur de la Isla.

El compromiso y la sensibilidad de los miembros de esta comunidad escolar que han venido trabajando desde el mes de mayo, ha hecho posible que, cada día, muchas familias tengan un plato de comida en la mesa.

Según explicó la administradora del comedor de la ASMR, la Sra. Eulalia Vidarte, se benefician de este servicio muchas más personas de las que ellos estimaban al inicio: “Yo doy el servicio de desayuno de 8:00 a.m. a 9:00 a.m. y el almuerzo de 11:30 a.m. a 12:30 p.m. No esperábamos la acogida que hemos tenido. Realmente, mis números eran mucho más conservadores de lo que estamos sirviendo. Se fue corriendo la voz, fueron llegando más padres del colegio, personal de la comunidad, abuelos que cuidan a sus nietos, y fuimos creciendo en número”.

Actualmente, se entregan entre 700 y 780 almuerzos diarios, así como un aproximado de 230 desayunos. Algunos los recogen frente al comedor escolar y otros se hacen llegar por servicios a satélite en grupos registrados en distintos puntos del municipio de Ponce, entre los que se encuentra la comunidad Parcelas de Marueño y cuatros residenciales.

Vidarte destacó, además, que, juntamente con el fin de aliviar a las familias en medio de las dificultades que atraviesan por la pandemia, su propósito es proveer “comidas balanceadas, nutritivas, calientes, presentadas con respeto y dignidad”.

A estos esfuerzos se suman empleados de la Academia, como el cocinero Luis Ángel Torres Bonilla, quien aseguró sentirse orgulloso de ser parte del equipo que realiza esta labor solidaria, y satisfecho de que a la gente le guste la comida que prepara: “En realidad no hay palabras para expresarlo, pero sí es algo que enorgullece a uno y que lo hace sentir bien como ser humano, que tú puedas aportarle a una persona necesitada es algo grandioso”.

También, hay voluntarios que, con sencillez y generosidad, aportan a esta tarea, como es el caso de María Román, quien reparte desayuno y almuerzo, diariamente, a 66 niños: “Gracias a Dios es una labor voluntaria, ya llevo desde mayo con ellos, voy casa por casa a llevarle comida a los niños. Yo me siento de lo más bien porque yo fui encargada de alimentos del programa Head Star en Ponce y me gusta bregar con niños”.

Por su parte, el Principal de la ASMR, el Sr. Juan Manuel Colón Rodríguez, manifestó su agradecimiento porque varias personas se han unido a esta iniciativa, siendo un acto de solidaridad y un signo de esperanza “ante las dificultades que también presenta nuestro país y, muchas veces, no estamos tan conscientes. Podemos pensar que no existe el hambre, que no existe la pobreza, y con esta experiencia nos hemos dado cuenta de que necesitamos llegar a esas casas y a esos hogares porque no tienen ese plato de comida, no tienen esas necesidades básicas cubiertas a las que todo ser humano tiene derecho. Sentirnos parte de eso es bien gratificante, es un reto, también, y materializa la identidad propia de nuestra institución de, como dice nuestro lema, caminar siempre adelante”.

Este servicio social se extenderá, por el momento, hasta el próximo 31 de julio de 2020 para continuar ayudando a tantas familias que necesitan alimento, siguiendo todas las medidas de seguridad y protección.

 

Redacción

El Visitante

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here