Inicio Editorial y Columnas Dos Obispos y algo más…

Dos Obispos y algo más…

0
972

Pienso en la Diócesis a la que pertenezco y la del área territorial donde nací. La primera es Mayagüez. Su Obispo es Mons. Ángel Luis Ríos Matos. La segunda es Ponce. Su Obispo es Mons. Rubén González. Sepamos que históricamente, los signos o símbolos de cada obispo, incluye un lema. Es una palabra o frase que cada elegido selecciona. Refleja o describe alguna característica de su personalidad y del ministerio pastoral que perfila proyectar en la diócesis. “Con temor y temblor” y “Con los ojos fijos en Jesús”, son los respectivos lemas de Mons. Ángel y Mons. Rubén. Personalmente, asocio los mismos, con humildad y valentía. ¡Procuradas virtudes que no se contraponen, más bien se complementan! Veamos ahora ese algo más de estos dos lemas y luego al incluir una afirmación desafiante y esperanzadora de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña (CEP).

El 9 de agosto de 2020, la Primera de Reyes (19), narró la experiencia del Profeta Elías. Receptivo a una vivencia espiritual de Dios, enfrentó un huracán, un terremoto y un fuego. Los primeros fenómenos son familiares a nosotros, obviamente. No así lo del fuego, aunque… ¡En Puerto Rico las cosas están que arden! El pasaje que alude a una brisa tenue, donde Dios sí estaba, luego de las crisis. Como dice el cantautor José Feliciano: “Después de la tormenta, la calma reinará…”.

Más aún, el Evangelio de es día fue San Mateo (14) y relató un mal tiempo que azotó la barca apostólica. Como era normal, estaban “Con temor y temblor”, pero si actualizamos cualquier tipo de adversidad, el Espíritu Santo nos anima a estar “Con los ojos fijos en Jesús” y eso nos mantendrá erguidos contra viento y marea.

En el peculiar y difícil momento histórico actual, unámonos a la CEP y forjemos “un auténtico proyecto de pueblo que nos lleve a una nueva etapa de desarrollo integral como nación, en la auténtica búsqueda del bien común” (Mensaje Pastoral con motivo del Año Eleccionario 2020 de la CEP, núm. 9). Tomando la expresión final de nuestros padres y pastores en el referido documento y añadiendo algo más, concluyo: ¡Beato Carlos Manuel, intercede por Puerto Rico… Madre de la Providencia protégenos!

P. Edgardo “Gary” López

Para El Visitante

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here