Durante los pasados meses se han dado ha conocer varias propuestas por parte del Gobierno en búsqueda de lidiar con la crisis fiscal que enfrenta el país. Entre ellas, se encuentra la posibilidad de una reducción en la jornada laboral de los empleados públicos, situación que mantiene a muchos en expectativa.

Ante el panorama, el Dr. Edgar Rodríguez Ríos, director ejecutivo de la Oficina de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) en Ponce, aclaró que el Gobierno estará en una situación de austeridad por bastante tiempo.

“No tenemos acceso al mercado y no se pueden poner más impuestos, por lo tanto lo único que queda son medidas de austeridad. El Gobierno va a fomentar una reducción en gastos, por lo que esta reducción de jornada parcial se va a traducir en menos ingresos para estas personas y también en una reducción de ingresos en el gobierno”, detalló.

En cuanto al personal gubernamental explicó que una de las consecuencias que se verá es que “va a ser en la parte administrativa donde están los salarios más altos, las personas con mayores estudios, con mayores experiencias” por lo que el índice de emigración podría continuar.

De otro lado, el también catedrático asociado comentó que aunque los recaudos sean suficientes para mantener a los empleados públicos en una jornada regular, de todas maneras no habría grandes cambios en la estructura económica del país.

“Una cosa que nos podría ayudar, ya para el año que viene, es que si se logra en noviembre la restructuración de toda esa deuda, especialmente de las obligaciones generales, Energía Eléctrica, etcétera, el Gobierno va a tener un espacio para tener dinero para invertir y generar proyectos económicos importantes”, sostuvo.

Mientras tanto, ante el panorama actual Rodríguez expresó que muchos economistas han planteado al Gobierno que la urgencia más grande que tiene el país es “crear iniciativas políticas, proyectos de ley, para promover el sector privado para generar producción, generar empresas, generar capital; porque el gobierno se nutre de los ingresos que vienen del sector privado”.

Por consiguiente, “la variable más importante para que Puerto Rico crezca es la inversión”. Entre las alternativas que señaló figuran promover las exportaciones de bienes y servicios, establecer negocios de relaciones comerciales con empresas de otros países y crear alianzas con otros sectores incluyendo el sector privado, las uniones y las universidades.

Según dijo: “Una alianza que puede hacer el Gobierno con las empresas, con las uniones y con las universidades es que a estos muchachos que están haciendo su bachillerato se les dé todos los incentivos para que se generen ideas de negocios y creen su propia empresa”.

Por último, en un llamado a los puertorriqueños, enfatizó a que “trabajemos por el país”. “Primero, Puerto Rico necesita a la ciudadanía más que nunca. Necesita, que nos unamos para crear proyectos socioeconómicos para el país. Emigrar no nos hace bien, nos afecta negativamente. Segundo, tenemos que como pueblo, como país, exigirle al Gobierno que tiene que buscar otras alternativas y esas alternativas es que escuche a otros sectores”, recalcó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here