Don Joaquín Torres Ortiz, es el orgulloso padre del sacerdote diocesano  José Gustavo Torres Vega que hace 5 años fue ordenado clérigo para la Diócesis de Mayagüez y hace solo algunos meses fue asignado como párroco de la parroquia Santa Rosa de Lima en el municipio de Rincón.

Describió el día de la ordenación de su hijo como uno cargado de emociones. “No puedo describirla con palabras, todo fue bien bonito. Agradezco a Dios este regalo de poder estar junto a mi hijo, el día que consagró su vida a Dios”, confesó emocionado.

Don Joaquín tuvo dos hijos; Joaquín, el mayor y José Gustavo, ambos fueron criados en la Iglesia Católica porque como familia asistían a la Catedral de Mayagüez, Nuestra Señora de la Candelaria. José Gustavo, el hoy sacerdote fue monaguillo.

El también miembro del grupo de la Renovación Carismática, recordó que cuando llegaba el tiempo de Cuaresma su hijo José Gustavo, le pedía a su mamá que le comprara tela color lila. “Él quería hacer igual que se hace en la Iglesia durante la Semana Santa que se cubren las imágenes.  Él quería tapar las que tenía en su cuarto”, compartió el integrante del Ministerio Alabaré que canta en la misa dominical de las 9:30 de la  mañana en la Catedral y en el círculo de oración.

Don Joaquín quien lleva 36 años de casado con Librada Vega Romero confesó que no fue hasta que su hijo se graduó de cuarto año que les dijo que quería ir al seminario. “Nos pusimos bien contentos y lo apoyamos incondicionalmente  porque estamos conscientes de que es una bendición”.

Este día de los padres participará junto a su familia de la misa que celebrará su hijo en Rincón y luego compartirán en familia como acostumbran hacer cada año.

2 COMMENTS

  1. Me uno a mi hermano y cuñada en la alegría de poder contar con un sacerdote en la familia El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres. Nuestra madre, quien tuvo 16 hijos, siempre anheló tener un hijo sacerdote y Dios la premió con un nieto. Dios te bendiga padre José Gustavo y el Espíritu Santo te guíe siempre. Bendiciones a mi querido hermano y familia.

  2. Me uno a la alegría de mi hermano y mi cuñada de tener a Padre José Gustavo en la familia. Nuestra madre, quien era Católica ferviente, siempre anheló tener un hijo sacerdote y Dios la premió con un nieto consagrado. Padre José, que el Señor te bendiga y cuide de tí y tu apostolado. Bendiciones a Joaquín y familia.

Leave a Reply to Alicia Torres Cancel reply

Please enter your comment!
Please enter your name here