Stephen Álvarez Ortiz
Oficina de Comunicaciones


El Obispo de la Diócesis Fajardo-Humacao, S.E.R. Mons. Eusebio Ramos Morales, se unió al llamado de diversos líderes en el área Este del País para que cese y desista la transportación, manejo y depósito de las cenizas de carbón, que se producen en la planta AES Puerto Rico LP., en Guayama y se llevan al vertedero regional de Humacao. En un comunicado de prensa emitido por el Obispado, Ramos Morales argumentó que esta acción ocurre sin los debidos procesos y monitoreo continuos que requieren esas cenizas y sus allegados, altamente tóxicos.

“Ciertamente hay una seria amenaza a la salud, a nuestro ambiente y recursos naturales, por lo que no podemos caer en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas, tratando solo de reducir algunos impactos negativos…”, (cfr. Laudato Si’, 26), expresó el Obispo en el comunicado. Añadió que las cenizas de carbón contienen componentes cancerígenos que ponen en riesgo la salud de la gente y amenazan con la contaminación ambiental a nuestro suelo, aire y las fuentes de abasto de agua.
“Cuando la tasa de cáncer y las enfermedades cardiopulmonares siguen en aumento y los servicios de salud y los medicamentos escasean en Puerto Rico, no podemos permanecer indiferentes ante el dolor y sufrimiento de la población y hay que exigir responsabilidad social, tanto a las compañías involucradas como a las agencias del gobierno estatales y federales”, manifestó.

El Obispo explicó que los estudios e investigaciones que corroboran la peligrosidad para la vida humana de los componentes de estas cenizas de carbón, sus manejos y almacenamiento, son vastos. Indicó que le llama la atención que en estados americanos se rechaza el manejo y depósito de estas cenizas o se les impone fuertes controles y reglamentaciones, sin embargo, en Puerto Rico, se le da largas al asunto mientras se deteriora la calidad de vida de la gente y se pone en riesgo el futuro de los recursos naturales.

“Son muchas las voces de líderes y grupos en nuestra región que se han levantado, urgiendo atención de las diversas agencias estatales y federales para que se canalice, apropiadamente, la disposición, transportación y depósito de estas cenizas de carbón. A estos nuestro respaldo y solidaridad en sus esfuerzos y dignos reclamos por la vida y el ambiente. Forjar un Puerto Rico sano y con calidad de vida es tarea de todos y se convierte en emergencia social, en un País donde la violencia, la pobreza y el deterioro social llegan a más hogares y familias cada día”.

Finalmente, en el comunicado, Monseñor invita a con el Papa Francisco, cuidar la casa de todos los que vivimos en esta linda tierra, nuestro País, buscando un desarrollo sostenible e integral que respete la creación, cuide la salud e impulse la calidad de vida que todos necesitamos. “La economía de exclusión, que se hace indiferente a los pobres y a los que sufren no puede conducir nuestra convivencia social ni garantizarnos un mejor país”, concluyó.

Las expresiones del Obispo se ofrecieron luego de ser invitado a participar de una manifestación convocada por la Alianza Comunitaria Ambientalista del Sur Este (ACASE), frente a la compañía EC Waste, en Humacao.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here