El pasado lunes, 7 de septiembre se llevó a cabo el undécimo Encuentro Diocesano de Pastoral en Caguas, superando las expectativas de asistencia. Se estima que aproximadamente unas 650 personas se congregaron en la Cancha Bajo Techo del Colegio Bautista de Caguas. Entre los asistentes habían sacerdotes, diáconos, religiosos, seminaristas, líderes de los diferentes ministerios, agentes de pastoral, animadores de las pequeñas comunidades y laicos.

En un aparte con El Visitante Padre Obispo Rubén González Medina, Obispo de la Diócesis de Caguas dijo que en comparación con el año anterior, la asistencia se duplicó. “Realmente nos hemos quedado admirados, asombrados con la cantidad de personas que están aquí. Esto quiere decir que el proyecto va dando sus frutos luego de toda la labor que hicieron los animadores de comunidad durante este año”, expresó.

Padre Obispo indicó que previo a este Encuentro que se realiza anualmente, el primer lunes de septiembre, se hacen unas evaluaciones en cada una de las Parroquias de la Diócesis, esto con el fin de tener un resumen de la realidad particular de cada comunidad.

En la actividad que se extendió hasta pasado el mediodía se rezó la oración del Año Mariano diocesano que aparece en el Capítulo V de Evangelii Gaudium. Además, se hizo el Santo Rosario, unidos a la petición de su Santidad de orar por la situación de Siria.

También se dio lectura del Evangelio de Mateo 25, 31-40. Para presentar la Palabra de forma simbólica los jóvenes del Ministerio de Danza Laetare y el Grupo Impacto Juvenil, ambos de la Parroquia Inmaculada Concepción de Juncos recrearon las escenas del juicio final.

Cabe mencionar que, como ocurre en la mayoría de las actividades que se realizan en la Diócesis de Caguas, los asistentes fueron ubicados en grupos de cuatro como pequeñas comunidades. Esto fue de gran ayuda cuando se les pidió reflexionar y compartir el texto bíblico antes mencionado. Más tarde, seleccionaron a varias personas que hablaron brevemente sobre sus experiencias.

Luego del receso para la merienda que fue animado por el Ministerio Nuestra Señora de Lourdes de la Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes de San Lorenzo, Padre Obispo Rubén discutió el mensaje que ofreció el Santo Padre a los Obispos de Puerto Rico durante la Visita Ad Limina en Roma.

“El Papa nos dio unas claves de lo que tenemos que hacer. Entre ellas nos pidió que se dé prioridad al Plan de Pastoral Familiar, Matrimonial y a la Pastoral de Novios. Él nos dio las pistas concretas de lo que quiere que trabajemos”, enfatizó. Asimismo, dio detalles de la transición que harán del Año Mariano diocesano al Jubileo de la Misericordia.

Casi al final de la actividad, se realizó la comunidad de bienes que según explicó Padre Feliciano Rodríguez, vicario de pastoral a El Visitante, “es una colecta, pero en vez de llamarle de esa forma le llamamos comunidad de bienes. Esto incluye una intención que se decide de antemano para una obra. Si hace falta sacar algo para los gastos de la actividad se usa, pero el grueso va a un proyecto particular”. Se informó que esta vez el dinero recaudado se destinará a la Casa de Todos en Juncos, que como se reseñó semanas atrás es un hogar de mujeres y niños maltratados.

P. Feliciano especificó que lo particular de esta comunidad de bienes es que: “Cuando se va a dar el dinero la persona se pone la mano en el corazón y luego lo deposita en la canasta y se ve que el donativo nace de un cariño del corazón”.

Finalmente, Padre Obispo hizo una oración especial por los nuevos animadores de pequeñas comunidades y los que ya se han integrado al proyecto y los instó a que continúen hacia adelante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here