El Monte Carmelo se sitúa en Israel, en una cordillera cercana al mar Mediterráneo. El paralelo en Puerto Rico en la cordillera central, espina dorsal de Borinquen desde donde se aprecia el Mar Caribe, es el Santuario Diocesano Nuestra Señora del Carmen, conocido como Montaña Santa. Providencialmente las similitudes son varias, son montañas, se encuentran cerca al mar y son iconos de la devoción mariana. Así lo dejó claro en entrevista con El Visitante  P. Baltazar Núñez Hernández, rector del Santuario a una de las mayores devociones marianas en Puerto Rico.

Virgen de costa al monte

Cuando se disipa la niebla se puede apreciar las costas de Yabucoa y Naguabo junto con las Islas Municipio de Vieques y Culebra. Por el lado norte, también en un día claro se puede distinguir el área metropolitana. “Hay una trayectoria de la devoción a la madre de Jesús muy presente en la montaña y en la costa y la Virgen del Carmen es una de las devociones de mayor arraigo en Puerto Rico”, sostuvo el Rector.

Padre Baltazar reconoció que en su ministerio sacerdotal ha estado muy ligado a la devoción a la Virgen, incluso como párroco en Cidra, iglesia bajo el patronato de la Virgen del Carmen. Sostuvo que Montaña Santa cuenta con un gran potencial de desarrollo en lo que es la espiritualidad mariana. “Un principio básico de la mariología es que María nos lleva a Jesús. A nivel pastoral, uno de los puntos claves de aquí es que no te quedas en la Montaña (en referencia a la Transfiguración)”, apuntó. En esa misma línea aclaró que el Santuario no es parroquia, sino un lugar de oración y peregrinación por lo que la vida parroquial de los fieles es sumamente valiosa.

Lugar de contemplación

La brisa acompañada de la ocasional neblina, la flora abundante y el ambiente eclesial se combinan para forjar un entorno único y perfecto para la comunión con Dios creador. Al llegar se tiene que subir varios escalones y el primer lugar del recinto es la capilla en honor a la Virgen. Allí está el Santísimo que espera por los peregrinos. Luego se pasa por las estaciones del viacrucis que dirigen hasta el lugar más alto del Santuario: las tres cruces. Al descender por las veredas con barandas se encuentra la casa de predicación, Casa a nuestra Madre y más abajo por los caminos rotulados se llega al manantial, lugar de oración. Otros lugares del recinto son la Casa de retiro Carlos Manuel Rodríguez, la cafetería, la oficina y la tienda de efectos religiosos.

La creación es signo de la obra de Dios. Sobre ese redescubrimiento de la paz en la naturaleza mediante la oración que se vive en la montaña de forma natural para el que la visita, comentó: “Cuando se detiene el trote de la vida y se llega a la Montaña, es normal redescubrir la paz en la brisa, en los pajarillos, en los arboles. Dios actúa en lo natural”. El agua es un signo importante del Santuario, que representa la vida y la renovación del bautismo”.

María lleva a Jesús

“Recordemos el término teotokos en el Concilio de Éfeso cuando se definió que María es Madre de Dios. María tiene una característica que en la espiritualidad comunitaria se va destacando, fue la primera discípula del Señor porque abrió su corazón. Me da la sensación que por ahí es que debe ir nuestra atención pastoral en la Montaña Santa y es el enfoque que el Obispo quiere dar”, dijo. Uno de los retos que enfrenta es que “hay cierta confusión doctrinal y en su momento hay que clarificar desde la enseñanza de la Iglesia”.

El Rector invitó a los peregrinos procedentes de las seis Diócesis a visitar el Santuario, que disfruten de la experiencia y que bajen de la montaña con una experiencia que les cambie y transforme en mejores seguidores de Jesús. Padre Baltazar explicó que todos los sacerdotes y equipos que ha laborado en el Santuario han puesto su granito de arena y agradeció a todo el personal que ha colaborado en el mantenimiento del Santuario.

¿Cómol legar a la Montaña Santa?

Desde el Expreso 52, en la salida de Guavate (Cayey), se toma la Carretera 184 en dirección a Patillas y luego la Carretera 7740 hasta llegar al Santuario. Desde San Lorenzo se debe tomar la Carretera 181 hacia Patillas y redirigirse a la Carretera 7740 hasta llegar al destino. El Santuario está rotulado y claramente identificado. Hay estacionamiento en los predios.

En el Santuario se celebra la Eucaristía los lunes a las 6:30 p. m.; de martes a sábado a las 11 a. m., también los sábados a las 4:00 p. m. y los domingos a las 10:30 a. m. y 4:00 p. m. La oficina abre de lunes a sábado de 8:00: a 12:00 del medio día. Igualmente hay horario disponible para confesiones y dirección espiritual. Además, en el Santuario se ofrecen talleres, cursos de formación, retiros, novenas, viacrucis semanal, círculos de oración, entre otras actividades. Para información, favor comunicarse al 787-736-5750 ó al 424-5750.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here