Sacudir a un bebé violentamente solo 5 segundos  podría causarle la muerte, así lo confirmó la pediatra Brenda Mirabal. “Uno de cada cinco infantes que son sacudidos mueren y 2/3 parte quedan con daño neurológico permanente”, reconoció.

Destacó que el síndrome del bebé sacudido es una forma de maltrato que ocurre cuando una persona sacude violentamente a un infante. Usualmente el bebé es menor de 1 año y el pico de esto ocurre antes de los 6 meses de edad.

Añadió que: “Cuando se sacude a un infante se pone mongo, pierde el conocimiento, desarrolla dificultad para respirar, puede convulsar y muchas veces llega en estado de coma al hospital. Si lo miras se ve bien, parece un niño normal, pero el daño que sufrió en el cráneo es muy fuerte”.

La especialista en el cuidado de los niños y que lleva más de 20 años orientando sobre la importancia de nunca sacudir a un bebé enfatizó que luego de esta acción, los infantes presentan sangrado alrededor y dentro del cerebro. “Pueden sufrir un infarto en el cerebro y esa parte del cerebro se muere”, detalló.

Sobre las causas que provocan que los padres sacudan a los bebés la Dra. Mirabal reconoció que en la mayoría de los casos los cuidadores no querían hacerle daño, pero el llanto persistente los llevó a perder el control. “Esto se puede prevenir. Si su niño está llorando verifique su pañal, dele de comer, tómele la temperatura, puede bañarlo, mecerlo, arroparlo, darle una vuelta en el coche o en el carro, masajearle los pies, o llamar a alguien que venga a ayudarle”, enumeró.

La Dra. Mirabal exhortó a los padres a identificar “personas que puedan servirle de apoyo porque al cuidador estar frustrado por el llanto continuo del infante puede hacerle daño en el desespero de intentar calmarlo”. Aclaró que ningún bebé se va a morir por llorar. “No es que no queramos a nuestros bebés, pero en ocasiones podemos perder el control y tenemos que reconocer esto antes de que ocurra y le hagamos daño a los que más queremos en la vida que son nuestros hijos”, puntualizó.

De otro lado, enfatizó que contrario a lo que muchas personas creen en Puerto Rico se dan casos de niños que mueren o que terminan con daños neurológicos por este tipo de maltrato. “Basta ya no podemos seguir viendo niños muriendo por el síndrome del bebé sacudido. Nunca, nunca, nunca sacudas a tu bebé”, urgió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here