El regreso a clases está a la vuelta de la esquina. Los días de vacaciones, levantarse y acostarse a cualquier hora terminaron. Ante esto es importante retomar las rutinas que son excelentes mecanismos para organizarse.

Descanso

Es vital que los niños se acuesten temprano para que puedan descansar bien. Si su hijo está entre las edades de 7 y 12 años necesitan aproximadamente 10 horas de descanso. Por eso los expertos sugieren que por lo menos con dos semanas de anticipación comience a acostar y levantar a los niños a la misma hora que lo harán cuando vayan a la escuela. Esto para que se acostumbren.

Actividades

A su vez sugieren que previo al inicio de clases se realicen actividades divertidas relacionadas al nuevo año escolar. Por ejemplo, pueden pegar calcomanías a las libretas y rotular con su nombre los nuevos materiales. Esto con el único fin de que los niños se interesen con el retorno a la escuela.

Emociones

Es importante que los padres conversen con sus hijos sobre cómo se sienten
ante el inicio de clases. Si están felices porque volverán a ver a sus amigos o si están tristes porque se acabaron las vacaciones.

Si el niño va a la escuela por primera vez o si va a un nuevo plantel es importante que le pregunte a su hijo si siente ansiedad o temor ante lo desconocido. Los expertos recomiendan que luego de que los padres sepan cómo se siente el niño puedan darle consejos específicos de cómo manejar cada caso.

Repasar

Si tiene tiempo, podría ayudar a su hijo a desempolvar los libros del año anterior para recordar conceptos. Tales como las tablas de multiplicar, el abecedario en los más pequeños y de esta manera el estudiante no llegará tan desubicado en agosto.

Tareas

La rutina escolar es perfecta para enseñarle a los niños cómo puede adelantar tareas del día siguiente. Una buena idea es dejarle al niño que prepare su lonchera. Seleccionando las meriendas, jugos y el agua que se llevará. Igualmente, el pequeño puede dejar el bulto listo, sacarle punta a los lápices y todos sus materiales en orden para el siguiente día. También puede dejar afuera su uniforme, zapatos y todo lo que necesitará. Esto no solo dará que el menor se involucre en todo lo relacionado a la escuela, sino que le permitirá tanto a usted como a ellos tener mañanas más tranquilas sin tanto corre y corre.

Camille Rodríguez Báez
Twitter: @CamilleRodz_EV
c.rodriguez@elvisitantepr.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here