Fray José David Maldonado Rivas, OFM Cap., dio su sí definitivo al Señor con la Profesión de Votos Perpetuos. Esto ocurrió en la festividad del martirio de san Juan Bautista el pasado sábado 29 de agosto, en la Parroquia San Antonio de Padua, en Río Piedras.

En un templo abarrotado de fieles, familiares y amigos, presidió la Eucaristía Padre Roberto Martínez Rivera, quien dio la bienvenida, agradeció la presencia de la comunidad, y explicó que la celebración se revestía de alegría: “Primero porque celebramos el martirio del patrón san Juan Bautista, y de manera especial porque celebramos hoy los votos perpetuos de nuestro hermano José David. Por eso la Eucaristía es hoy doblemente Eucaristía. Acción de gracias porque damos gracias a Dios y porque este hermano nuestro consagra su vida de manera definitiva después de una ardua preparación”.

Luego de las lecturas, se procedió a la Profesión que comenzó con el llamado realizado por Fray José Ángel Torres, OFM Cap., maestro de formación: “Acérquese el que va a profesar los votos perpetuos Fray José Maldonado”. A lo que el profesante contestó con un inmediato: “Aquí estoy”. El Custodio, el propio Padre Roberto Martínez preguntó: “Querido hermano, ¿qué pides a Dios y a su santa Iglesia?”.

“Pido –respondió Fray José- seguir las doctrinas y las huellas de nuestro Señor Jesucristo, profesando, hasta la muerte, con santo empeño la Regla y la vida de la Orden Franciscana Capuchina”. A lo que toda la comunidad exclamó: “¡Te damos gracias, Señor!”, y los aplausos de alegría no se hicieron esperar.

En la homilía P. Martínez Rivera aludió a los momentos antes de iniciar esta Eucaristía, cuando Fray José David estaba en la sacristía: “Hace un momento, antes de iniciar la Eucaristía, José David, junto con dos testigos, estábamos en la oficina y él hizo esta profesión solemne y la hizo bien. No le tembló la mano. No le tembló la voz. Pero ahora como que… de momento, las rodillas tiemblan. Y lo entendemos porque a todos nosotros nos ha tocado también”.

A continuación hizo referencia a la carta apostólica que el Papa Francisco dirigió a todos los consagrados con ocasión del Año de la Vida Consagrada. Y concluyó diciendo: “La pregunta que tendrá que contestar por el resto de su vida nuestro hermano, cuando profese hoy los votos es la pregunta de Jesús a Pedro: ¿me amas? Nosotros esperamos y confiamos con la ayuda del Espíritu Santo que José David conteste en afirmativa: ‘¡Sí, Señor! Tú sabes todo. Tú sabes que te amo’. Y que con su vida, además de con sus palabras, conteste como Rut: ‘A dónde tú vayas yo iré. Donde tú habites yo habitaré. Y que me castigue Dios si la muerte me separa de ti’”.

Culminada la homilía, se abrió paso para el interrogatorio, en el que Fray Maldonado contestó afirmativamente a cada una de las preguntas del Custodio. Luego se postró en el suelo, frente al altar, mientras el Ministerio Parroquial San Antonio de Padua cantaba las letanías.

Ya en la parte final de la Profesión, Fray José David expresó: “Hago voto a Dios Padre santo y omnipotente de vivir religiosamente durante toda mi vida en obediencia, sin propio y en castidad; y prometo al mismo tiempo observar fielmente la vida y Regla de los Hermanos Menores”. Acto seguido Padre Martínez, en nombre de la Iglesia y de la fraternidad franciscana aceptó los votos emitidos. De inmediato los fieles aplaudieron mientras sus progenitores y familiares le abrazaban.

Luego Fray José David se dirigió a los presentes: “Definitivamente siento una alegría porque podamos estar reunidos aquí como hermanos, como comunidad fraterna. Doy gracias, primeramente, a Dios por haberme brindado el don de la vida y todo cuanto en ella estoy experimentando”.

Después de la Misa y en celebración de la Profesión de Votos Perpetuos de Fray José David Maldonado Rivas y la comunidad compartieron fraternalmente en un almuerzo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here