Los cristianos y cristianas hemos velado toda la noche, porque “CRISTO, EL SEÑOR HA RESUCITADO”. Ha vencido la muerte. El Amor ha triunfado sobre el odio.

¿Qué significa proclamar que JESÚS HA RESUCITADO?

Significa algo más que decir que está Vivo, que no está muerto, que no sufrirá más, que no se quedó en la tumba.

Significa que está en comunión personal y viva con el Padre, que vive una comunión profunda de amor y de entrega que Él vivió con dolor en la cruz y que practicó a lo largo de toda su existencia.

Significa que su comunión con el Padre es para Él y para nosotros, para la humanidad entera fuente de salvación y de misericordia.

Significa que la inmensidad del amor misericordioso de Dios manifestado plenamente en la cruz de Jesucristo cobra hoy su sentido de plenitud. Por eso es que podemos afirmar que la última palabra no la tiene la muerte, la tiene la Vida de Dios, como queda expresado claramente con la resurrección de Jesucristo. No olvides nunca que Dios no falla, que Él cumple siempre sus promesas.

Por eso es que el papa Francisco nos recomienda continuamente a no poner cara de “pepinillos en vinagre” o “cara de funeral”. Ya que nuestro rostro debe manifestar claramente la alegría que nos da el sentirnos testigo del Resucitado. “Porque conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia, y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado”, (DA 18).

Sí, no tengas dudas. Conocer a Jesucristo es lo mejor que nos ha podido pasar. ¡Que el Señor te conceda a ti y a tu familia una Santa Pascua!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here