La cantidad no determina el alcance de las obras. Lo poco que parecían ser cinco panes y dos peces para la multitud hambrienta, en manos de Jesús resultó ser el milagro que alimentó a muchos.

Braulio Díaz Chamorro y Wilkin A. Meléndez Reyes, inspirados en ese suceso contado por los cuatro evangelistas en el Nuevo Testamento, nombraron su banda Peces.

Se trata de una propuesta musical cristiana de Pop rock que nació hace dos años con el deseo de compartir la Buena Nueva que ha transformado sus propias vidas.

Braulio es baterista y Wilkin, guitarrista. Ambos cantan los temas originales que componen juntos y cuya lírica pretenden que sea siempre sencilla, accesible, y que cuente experiencias con las que las personas se puedan identificar, así lo expresaron a El Visitante.

En ese sentido, su deseo es valerse de la música como instrumento de evangelización para llegar a las periferias, movidos por esas palabras del Papa Francisco con las que, en repetidas ocasiones, ha insistido en que la Iglesia sea una Iglesia en salida.

El pasado 25 de diciembre, Peces lanzó su primera producción musical titulada Acts 1:5 y que ellos mismos produjeron. Consiste en cinco temas organizados con la secuencia de una historia: “La Luz”, “La Verdad”, “La Reconciliación”, “Volver a tu Órbita” y “Fuente”.

El nombre de la producción, también, hace referencia al libro de los Hechos de los Apóstoles cuya traducción en inglés es Acts, y los números, además de señalar un capítulo y un versículo, para ellos tienen relación con el detalle de que es la primera producción y que contiene cinco canciones.

Acts 1:5 está disponible en formato digital en las plataformas Spotify, iTunes, Amazon Music y Apple Music.

Braulio y Wilkin, ambos ponceños, coinciden en que la música es un vehículo eficaz que, bien utilizado, puede unificar, provocar un despertar en la vida de las personas y contagiar la alegría del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús.

Por eso, conciben su proyecto musical como un llamado y, al mismo tiempo, como un privilegio para servir de puente y compartir sus talentos desde un espíritu de gratitud por lo que han recibido como gracia.

Asimismo, quieren realizar este proyecto con una conciencia clara de que ser artistas cristianos exige de ellos la coherencia de vida con la meta de la santidad, y la responsabilidad social que apuesta a la unidad y a la fraternidad de todos como hermanos, sin distinción.

Finalmente, continúan sus planes de componer y grabar nuevas canciones, así como su esperanza de poder compartir su música en vivo y estar cerca de la gente, ya que, por el momento, solo se han dado a conocer por su página de Facebook.

 

Vanessa Rolón Nieves

Para El Visitante

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here