El Primer encuentro nacional sobre transparencia en el ejercicio de la función pública se realizó alrededor de las 10:30 de la mañana en el Teatro Mons. Vicente Murga de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, recinto de Ponce.

El mismo se dividió en tres foros realizados los días martes, 25 de abril bajo el título La Ética Gubernamental y la transparencia en los tiempos de PROMESA; seguido del martes, 2 de mayo con el tema El acceso a la información y la documentación pública, y la fiscalización ciudadana y culminará el 9 de mayo con ¿Quién fiscaliza a los que fiscalizan? 

El primer foro contó con la participación del: Dr. Víctor García San Inocencio, exrepresentante; Lic. Carlos Rivera Justiniano en representación de Carlos Juan (“Johnny”) Méndez, presidente de la Cámara de Representantes; Yesmín Valdivieso, contralora de Puerto Rico y Zulma Rosario Vega, directora de la Oficina de Ética Gubernamental.

Como orador de apertura García San Inocencio señaló que la crisis actual “es el producto acumulado de incontables prácticas irresponsables públicas y privadas en el plano local caracterizadas por la intransparencia y por la toma de decisiones a la velocidad del rayo”.

Denunció que: “Admitir toda la deuda como buena, no auditándola y disponerse a pagarla no solo es antiético sino que es profundamente inmoral, no ante nosotros, ante las futuras generaciones que van a pagar porque se pague lo que no se deba y no se debe lo que se contrae ilegalmente y una parte importante de esa deuda se ha contraído ilegalmente”. Razón por la que argumentó que “hay derecho a saber quién prestó, bajo qué términos, a qué costo real, con cuáles prácticas lícitas” y hasta qué punto estas invalidan la deuda o una porción.

Sostuvo que un hecho significativo es el factor demográfico cuyas estadísticas apuntan que en 2014, emigraron 83 mil personas; en 2015, 86 mil; en 2016, 95 mil y “se calcula que superará los 100 mil habitantes en este año 2017”.

Durante su turno, Rivera Justiniano hizo lectura de la ponencia de Méndez. En ella comentó que “transparencia es igual a ética por lo que el título de servidor público es uno que se debe extender en su máxima expresión, actuando en todo momento con el más alto sentido de responsabilidad, con absoluta lealtad al pueblo al que servimos”.

“Recobrar la confianza pública está en manos y acciones de todos los empleados y funcionarios públicos y requiere muy poco sacrificio, solo la voluntad y apego a nuestros deberes como representantes de los intereses de nuestro pueblo y al derecho de nuestro pueblo a saber cómo ejercemos tales funciones según el acuerdo al que llegaron en las urnas”, culminó el mensaje.

En su presentación la Contralora aclaró que la oficina que dirige se limita exclusivamente a auditar todas las ramas de gobierno e informar acciones incorrectas. Aclaró que ya se cuenta con una unidad para auditar la Junta de Control Fiscal al ser una entidad puertorriqueña según definida en PROMESA.

Entre sus comentarios sobre la situación fiscal dio como ejemplo la situación de la Administración de Retiro, al que según el tribunal el pago de la deuda va por encima de cualquier otra responsabilidad. A partir de entonces “todas las aportaciones que hacemos los patronos gubernamentales para que se puedan pagar los retiros, las pensiones, ahora tienen que ir a una cuenta especial y todos los días 20 hay que enviárselo (el dinero) a los bonistas para pagarles los intereses”.

En sus últimos minutos en el podio exhortó a “salir y hacer todo lo que podamos y si lo que podemos hacer es enseñarle a otra gente a querer que se haga un cambio […] vamos a usar ese talento que sea que tenemos para hacer lo mucho o poquito que nos toca”.

Por su parte, la Directora de la Oficina de Ética Gubernamental compartió una anécdota que describió como lección de vida: “La ética no se legisla, la ética se modela. Es la actuación de cada uno de nosotros. De qué vale, si en la forma en que nos comportamos día a día no estamos haciendo ética. La ética se modela con nuestras actuaciones”.

Al igual que algunos de los panelistas brindó algunos ejemplos de casos atendidos y acciones realizadas por la Oficina. Aprovechó para solicitar paciencia al pueblo ya que “la prisa es mala consejera porque los casos se caen”. Subrayó que: “Transparencia es hacer las cosas de frente. Transparencia no es solamente lo que es agradable, transparencia es todo”.

La actividad finalizó con una sección de preguntas de parte del público.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here