Dicen que la familia es una institución y por ende el núcleo de la sociedad. En estos días donde la ayuda colectiva se ha vuelto la primera línea de supervivencia, la convivencia familiar juega un papel esencial.

En momentos en los que miles dejan el País en búsqueda de tranquilidad y estabilidad con la esperanza de comenzar desde cero, la acogida de familiares que provean un techo, ayuda y calor humano no solo facilitará el proceso de transición a quienes iniciarán un nuevo hogar, para algunos también será el momento ideal para reunirse con sus seres queridos.

Apoyo en la necesidad

La ocurrencia de un desastre natural afecta tanto al individuo como a la comunidad. Las pérdidas pueden incluir desde quedar sin hogar hasta perder una mascota o ser querido, trastocándose la rutina y estilo de vida de los afectados. Ante las circunstancias, es común que las personas experimenten reacciones asociadas con el estrés, entre ellas: sentimientos de incredulidad, ansiedad, miedo, pensamientos de confusión, desorientación, falta de concentración, tensión, cambios en el apetito, dificultad para dormir, dependencia, desconfianza, irritabilidad, incluso cuestionarse por qué a él o ella o pensar que la vida no tiene sentido.

Es de suma importancia que los miembros afectados puedan acudir a otros familiares en busca de apoyo y afecto. La comunicación también será clave y favorecerá la unión y convivencia en familia. Mostrar disposición a compartir los sentimientos, emociones e intereses propios, así como sensibilidad ante las necesidades, gustos y preocupaciones de los seres necesitados les propiciará la seguridad y el sentido de protección que anhelan.

¿Qué hacer cuando hay niños?

Cuando hay una situación familiar grave, los padres se cuestionan si deben hablar o no con sus hijos. La realidad es que los pequeños recogen todo tipo de mensajes y toman la mayoría de la información del ambiente que les rodea. Por lo que se recomienda sentarse y hablar con ellos. Para hacerlo de forma efectiva, se sugieren los siguientes pasos:

Servir de modelo:  Los cambios en las condiciones de vida pueden ser muy estresantes para los niños, por lo que imitarán a sus padres en cuanto al manejo de la situación. Mostrar la calma durante tiempos difíciles es importante para mantenerlos tranquilos.

Dé ánimo a sus niños: Anime a sus niños a cuidarse a sí mismos fomentándole obtener el reposo, dieta y ejercicio apropiado. Asegúrese de que tenga un balance entre las actividades físicas y de reposo.

Refuércele al niño que está seguro: Es posible que tenga que repetirle los mismo varias veces luego del evento. Sin embargo, considere pasar más tiempo con el menor y permanecer unidos, esta acción le reforzará el sentido de seguridad.

Mantenga rutinas: A pesar de las dificultades y los niños se sienten seguros y protegidos al tener una rutina y estructura. En la medida que le sea posible mantenga las rutinas diarias (incluyendo la hora de comer y dormir).

¿Cómo fomentar la convivencia familiar?

Según una investigación publicada en Psychology Science of Therapy, es fundamental realizar actividades que fomenten un sano desarrollo emocional y cognitivo que igualmente fortalezca los vínculos afectivos y mejore la autoestima de cada uno de los miembros. Entre las sugerencias están:

• Dedicar tiempo unos a otros. Apoye a sus hermanos y padres en sus actividades y aficiones.

• Traten de comer o cenar juntos la mayor parte de la semana. Si tienen agendas complicadas, programen un día para comer juntos.

• Dediquen un día a la semana para realizar alguna actividad.

• Sean espontáneos. Cuando estén juntos disfruten del momento y compartan pequeñas experiencias, pueden improvisar juegos o simplemente ver una película.

• Dediquen tiempo para conversar. La comunicación es vital para fortalecer los vínculos afectivos de la familia.

• Cuando haya problemas, eviten las discusiones y las malas palabras. El respeto es un pilar fundamental para una sana convivencia familiar. Pueden elegir a alguien como mediador.

Recuerde que el amor y la comunicación son la base de cualquier tipo de relación familiar y que de esta manera las personas crecen y viven de una forma más saludable emocionalmente.

(Fuentes: Varias)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here