Ante los retos que enfrentan los cristianos hoy día, en muchos casos es difícil mantener la postura al no saber qué hacer para defenderse. Claro está que a pesar de que siempre ha habido oposiciones, y continuarán incrementando, estas son parte de la esencia del cristiano en el mundo. Por eso es imprescindible adquirir herramientas que ayuden a fortalecer la fe.

“Jesucristo lo dijo que siempre íbamos a experimentar la incomprensión y la persecución. El cristiano debe tener unas herramientas, que aunque no van a ser como una varita mágica que van a eliminar las oposiciones, en principio nos deben ayudar, si las hacemos correctamente y con perseverancia, a mantenernos de pie y luchando”, de esta forma se expresó Padre Miguel A. Trinidad Fonseca, párroco de la Parroquia Santa María de los Ángeles en Río Piedras.

Según detalló, son varias las herramientas que se pueden utilizar para salir hacia adelante en la vida espiritual y sobrellevar las oposiciones. Entre ellas están:

La oración

Es preciso sacar tiempo para la oración diaria, un espacio razonable según los compromisos y deberes cotidianos de cada cual. Puede considerar entre 20, 30 minutos o hasta una hora, si le es posible. Procure que ese espacio de tiempo sea exclusivamente para la oración. Puede iniciar con una meditación sobre las mismas situaciones de vida y luego sobre la Palabra de Dios. “Da un poco de trabajo al principio pero un buen acompañante espiritual nos puede ayudar a irnos adentrando en este mundo de la oración”, comentó P. Trinidad.

Los Sacramentos

Son importantes y clave sobre todo para los católicos. Es fundamental como católicos, como creyentes asistir al templo cada domingo y procurar no tomar la misa a la ligera. La persona debe escuchar y meditar la Palabra de Dios. Y claro, si está en estado de gracia procure recibir la Sagrada Comunión que también es parte de la celebración. Además de la misa dominical, está el Sacramento de la Reconciliación. Si no hay ningún impedimento tome en serio este Sacramento y acuda a él con cierta regularidad, bien sea cada dos o tres semanas o una vez al mes. Recuerde acudir al Sacramento con cierta frecuencia porque eso hará la diferencia.

La Devoción a la Virgen María

Si bien esta es parte de la identidad católica, entre las prácticas de devoción a la Virgen María la más conocida y practicada es el Santo Rosario. Tanto así que el Papa San Juan Pablo II le dedicó un año completo al Santo Rosario, dándole una importancia muy grande a esta devoción privada pero a la misma vez muy recomendada y muy beneficiosa. “El Santo Rosario nos fortalece en los momentos de prueba”, expresó el sacerdote.

La lectura espiritual

Los libros espirituales de base católica, sin excluir las Sagradas Escrituras, ciertamente pueden ayudar en el crecimiento como cristianos.

Adoración eucarística

“Una muy buena práctica que vale la pena cultivar es la de la Adoración Eucarística”, comentó.

El Apostolado Este recuerda la importancia de por qué es bueno darse a los demás, especialmente con las prácticas de la misericordia. En las parroquias no solamente se brindan los Sacramentos sino que hay grupos apostólicos que practicando distintas obras de misericordia ayudan a los demás a fortalecerse en la fe. Ante esto, el clérigo manifestó que: “Pienso que todas estas cosas, viviéndolas debidamente con la ayuda de nuestra comunidad parroquial, de nuestro párroco o acompañante espiritual pueden ayudar a lidiar con el diario vivir donde no todo el mundo piensa como uno, donde hay muchas corrientes ideológicas, muchas de ellas muy contrarias a nuestra fe”.

Por último, destacó que no hay excusa para bajar la guardia y mucho menos caer en un silencio de complicidad. “Si no que más bien defender nuestra fe recurriendo a esos espacios de gracia. Son cosas que nos pueden ayudar grandemente, son cosas que la Iglesia ha propuesto. Procuremos conocer, amar y defender nuestra fe para entonces vivirla debidamente”, enfatizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here