Inicio Noticias de Mayagüez Hermanas de la Caridad de Teresa de Calcuta

Hermanas de la Caridad de Teresa de Calcuta

2
1438

Hay cinco ramas de las misioneras de la caridad: Hermanas Activas, Contemplativas, Hermanos Activos, Contemplativos y Padres Misioneros de la Caridad.

En nuestra familia de los misioneros de la caridad hay: colaboradores enfermos y sufrientes, colaboradores de Madre Teresa de Calcuta, el movimiento de Corpus Christi para sacerdotes, laicos misioneros de la Caridad y el movimiento Tengo Sed para adultos y jóvenes, y muchos voluntarios. Nuestra congregación fue fundada en el 1950 por la Beata Teresa de Calcuta. Gonxha Agnes Bojaxhiu nació el 26 de agosto de 1910 en Albania. El 26 de septiembre de 1928 viajó a Irlanda para entrar en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, de las Hermanas de Loreto. Y llegó a Calcuta el 6 de enero de 1929.

En palabras de la Madre Teresa: “Fue el 10 de septiembre de 1946 en el tren de Darjeeling, cuando Dios me hizo ‘la llamada dentro de una llamada’ para saciar la sed de Jesús sirviéndole en los más pobres de los pobres”.

El 7 de octubre de 1950 estableció oficialmente la congregación de las Misioneras de la Caridad en la Arquidiócesis de Calcuta y el 22 de agosto de 1952 abrió la primera casa de los moribundos – Nirma Hriday; o sea, Corazón Puro. El primero de febrero de 1965 recibimos reconocimiento pontificio. El 13 de marzo de 1997 la Hna. Nirmala fue elegida sucesora de Madre Teresa. El 5 de septiembre de 1997 fallece nuestra fundadora Madre Teresa. El 19 de octubre de 2003 Madre Teresa de Calcuta fue beatificada; su fiesta es el 5 de septiembre.

Hoy en día somos más de 5,000 hermanas en 134 países. Nuestra congregación tiene en Puerto Rico tres conventos. Uno en Ponce, abrió el 25 de marzo de 1986 en el cual hay 6 hermanas y tiene un asilo para ancianitos abandonados. El segundo fue en aguadilla en la Diócesis de Mayagüez. Se fundó el 25 de enero de 1996, allí somos cuatro hermanas.  El tercero esta ubicado en Bayamón, abrió el 22 de agosto de 1997, donde hay cuatro hermanas. En las tres ciudades visitamos a familias y enfermos, visitamos cárceles y hospitales, damos catecismo, visitamos y damos alimentos a los deambulantes.

En los otros países las hermanas activas tenemos casas para los moribundos, los abandonados, los enfermos de lepra, de sida, de tuberculosis y niños malnutridos. Tenemos refugio para deambulantes y madres solteras, y personas de enfermas mentales. Tenemos dispensario donde curamos llagas y damos medicina a los pobres. Visitamos a las familias y damos catecismo. Las hermanas contemplativas tienen Adoración Eucarística en las parroquias o en el convento y visitan a las familias 2 horas al día.
En nuestra congregación de las Misioneras de la Caridad hay una hermana contemplativa puertorriqueña nacida en el pueblo de Bayamón.
Nuestra congregación está bajo la protección del Inmaculado Corazón de María; es de índole misionera internacional y se rige directamente bajo la autoridad del Papa. Está compuesta de hermanas activas y hermanas contemplativas. Profesamos votos de castidad, pobreza, obediencia y un cuarto voto del servicio gratuito y de todo corazón a los más pobres de los pobres. Vivimos completamente de la Divina Providencia y el Espíritu de Nuestra Congregación es de confianza amorosa, entrega total y alegría perfecta.

El carisma de las Misioneras de la Caridad

Nuestro objetivo es saciar la sed infinita de Jesús en la cruz de amor y de almas. Nuestra misión particular es trabajar por la salvación y santificación de los más pobres de los pobres. Llevamos a Cristo a las casas y a las calles de los barrios más miserables, entre los enfermos, los moribundos, los mendigos y los niños pequeños de las calles.  Encontramos a Cristo en cada uno de ellos. Jesús eligió identificarse a sí mismo con los pobres y con todos los que sufren como afirmó en Mateo 25: “Cuando hicisteis a unos de estos hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”, por nuestro humilde servicio nos esforzaremos en llevar las almas a Dios y Dios a las almas.

La sed de Dios y la sed del hombre de amor y de ser amado fueron reveladas más plenamente cuando Jesús en la cruz manifestó: “Tengo Sed”. Nuestra señora estaba allí. Ella escuchó, ella entendió y ella nos ayuda a contemplar, experimentar, saciar y proclamar el amor sediento de Dios. El Inmaculado Corazón de María es humilde y puro, por eso es amor sediento de Dios que resonaba profundamente en su corazón.

“Tengo sed” dijo en la cruz cuando fue privado de todo consuelo, muriendo en la pobreza absoluta, abandonado, despreciado y roto en cuerpo y alma. El habló de su sed, no de agua sino de amor, de sacrificio. Jesús es Dios por tanto, su amor, su sed es infinita. Nuestro objetivo es saciar esta sed infinita de un Dios hecho hombre. Las hermanas utilizando los cuatro votos de pobreza absoluta, castidad, obediencia y caridad hacia los pobres, sacian incesantemente a Dios sediento, a través de su amor y del amor de las almas que le llevan. Permanezcamos siempre con María Nuestra Madre en el Calvario cerca de Jesús crucificado, con nuestro cáliz y hecho los cuatro votos, llevémoslo con el amor de la abnegación propia, de amor puro, siempre elevado cerca de su corazón sufriente de modo que sea grato aceptar nuestro amor. El grito de Jesús Tengo sed está continuando el sacrificio eucarístico y en los más pobres de los pobres.

Jesús dijo a Madre Teresa: “Quiero que me traigas a los pobres” y las hermanas que ofrecerían sus vidas como víctimas de amor me traerían estas a mí.

Las misioneras de la Caridad irán en busca de las almas, vivirán sus vidas en los barrios más miserables y en las calles. Nos acercamos al corazón de la gente. En pocas palabras, realizar la caridad de Cristo entre los más pobres y así hacer que le conozcan y le quieran a Jesús en sus infelices vidas.

Para poder cumplir con todo esto, las hermanas deben aprender primero a tener una auténtica vida interior de profunda unión con Dios y buscarle y verle en todo lo que hacen por los pobres. Deben aprender a ser contemplativas en las calles, en los barrios más pobres como en sus conventos.

Ofrece más sacrificios, sonríe más tiernamente, reza más fervientemente y desaparecerán todas las dificultades.

Referencias de las Hermanas de la Caridad de Calcuta:
www.MotherTereza.org
www.mcpriests.com
www.MCbrothers@libero.it
www.Corpuschristimovement.org
www.tengosed.info

(Diócesis)

2 COMMENTS

  1. Me interesa la vocacion pero soy adulta y tengo muchas preguntas. Requisitos inclusive donde dirigirme aqui en PR para orientacion…..se les agradece en nombre de Jesus y Maria. Dios las Bendiga

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here