Con el inicio del nuevo año se reactivó la lucha en Washington para evitar que colapsen los servicios de salud que reciben 1.6 millones de puertorriqueños a través del Programa Medicaid. El mismo beneficia a un 45 % de la población de Puerto Rico que vive bajo el nivel de pobreza. Estas personas están cubiertas bajo el Programa Mi Salud que se nutre de los fondos del Programa federal Medicaid.

Según detalló Dennis Rivera, presidente de la Junta de Directores de la Coalición para atender la Crisis de Salud en Puerto Rico, “si no hay fondos para el Programa de Medicaid desaparecería el sistema de salud de Puerto Rico”.

Esto provocaría que más de un millón de pacientes perdieran su seguro médico. “Los sistemas de salud para todos los puertorriqueños van a colapsar porque los hospitales no van a tener para pagar la nómina de sus empleados. Por ende, se incrementará la salida de más médicos del país”, expresó.

Asimismo, desglosó que incluso aquellos ciudadanos que tengan planes médicos privados, se verán afectados porque “no hay tal cosa como un médico de Medicare, Medicaid o de planes privados. Los médicos, los hospitales, los proveedores de salud sirven a todos los sectores y si el sistema colapsa es para todos sin exclusiones”.

Rivera enfatizó que los republicanos se comprometieron a que antes de que concluya el primer trimestre del año es decir, marzo 31, van a considerar este asunto. “Durante todo este proceso y como resultado de todas nuestras iniciativas hemos logrado que los republicanos que decían que este asunto no lo tenían que bregar, ahora se comprometieron en hacerlo. Por eso, desde los primeros días del año hemos iniciado nuestro cabildeo”, subrayó.

“Tenemos que redoblar esfuerzos, ahora más, porque la crisis está más fuerte que antes. Además, hemos avanzado tanto que no podemos detenernos hasta que tengamos el éxito total”, dijo el también líder sindical.

Cabe mencionar, que luego de la Marcha por la Salud que se realizó el año pasado con una participación masiva y que logró la unión de personas de todos los partidos, religiones y diferentes sectores, se consiguió paridad en los reembolsos que se otorgan a los hospitales por atender a un paciente de Medicare.

Rivera destacó que el Congreso eliminó la limitación de un 75 % de reembolso que recibían los hospitales del país por atender a un paciente de Medicare. “Ahora van a recibir un 100 % de reembolso por los servicios que ofrecen a través del Programa de Medicare. En ese sentido ahora hay paridad de los hospitales de Puerto Rico con los Estados Unidos”.

Al tiempo, informó que si quieren recibir la totalidad del reembolso tienen que cumplir con la orden del Congreso y el Departamento de Salud de Estados Unidos que exige que todos los hospitales cuenten con un registro electrónico del paciente.

“Los hospitales van a tener hasta el año 2021 para tener todos sus registros electrónicos, los que a esa fecha no hayan cumplido con esta determinación serán penalizados. Sin embargo, están ofreciéndole un incentivo a aquellos que cumplan antes de esa fecha con la disposición. Se les va a dar un bono para que agilicen la gestión”, detalló.

Por último, Rivera reiteró que la participación masiva a la Marcha del 5 de noviembre del 2015 que organizaron diferentes entidades incluyendo a la Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico tuvo muchos aciertos entre ellos: que educaron al país y al pueblo americano de la crisis de salud que hay en Puerto Rico y la movilización de los puertorriqueños liderada por los líderes religiosos de diferentes denominaciones en defensa de la salud.

También, se consiguió la unidad de los puertorriqueños que viven en Puerto Rico y los de la diáspora puertorriqueña. “Hemos ganado la atención del Presidente de los Estados Unidos que dijo que quiere que todos los ciudadanos americanos independientemente de dónde vivan tengan el mismo sistema de salud”, puntualizó Rivera

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here