El Cardenal Blase Joseph Cupich, Arzobispo Metropolitano de Chicago, Illinois, sostuvo que es urgente la protección de los jóvenes migrantes, conocidos como los dreamers. Esto ante la medida administrativa del presidente Donald Trump para cancelar el programa de Acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Recientemente la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) denunció la acción como censurable e inaceptable.

El Prelado estadounidense, durante su reciente visita a Puerto Rico, explicó que luego de la denuncia de la USCCB, el presidente solicitó al Congreso pasar una ley para proteger a los indocumentados. “Como Conferencia, hemos trabajado muy duro con nuestros legisladores, para asegurar que se aprueben leyes que protejan a los jóvenes cubiertos por DACA. Esperamos que así se realice y que el presidente -Donald Trump- firme la legislación”, sostuvo con preocupación el Cardenal Blase.

Añadió el Arzobispo Metropolitano de Chichago que los dreamers, jóvenes

muy laboriosos y estudiantes, fueron traídos de niños; en justicia merecen la oportunidad de un camino a la ciudadanía. “Estas personas jóvenes que están aquí, quieren una buena educación y contribuyen mucho a la sociedad en el lugar del empleo. Ellos no vinieron aquí por decisión propia, sino que fueron traídos como niños. Así que, como justicia, necesitamos asegurarnos de que se haga lo correcto y se les provea una oportunidad y un camino, hacia la ciudadanía”, argumentó.

El anuncio del Presidente Trump realizado en los pasados meses cancelaría el programa DACA para el 5 de marzo de 2018 y esto significaría que más de 800 mil jóvenes inmigrantes quedarán expuestos a la deportación a su país de origen. El 76 % de los dreamers son de ascendencia mexicana.

En la declaración conjunta de la USCCB, los Obispos estadounidenses citaron las palabras directas de Jesús (Mc 9-37): “El que reciba en mi nombre a uno de estos niños, a mí me recibe”. Para los Prelados la acción de eliminar DACA es una muestra de “falta de misericordia y buena voluntad, y una visión miope de futuro”.

Cabe destacar, que DACA no es una Ley que provee estatus legal, sino es una orden ejecutiva que protege contra la deportación y viabiliza acceso a permisos de trabajo a indocumentados que llegaron a EE.UU. antes de cumplir 16 años. La orden ejecutiva entró en vigor el 15 de junio de 2012 y fue firmada por el expresidente, Barack Obama. Los estados con mayor cantidad de solicitudes a DACA fueron California y Texas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here