El pasado miércoles, 18 de octubre Cáritas de Puerto Rico recibió un camión cargado de donaciones de agua y comida como parte de los esfuerzos de ayuda enviados por el Consejo Supremo de los Caballeros de Colón.

“El Consejo Supremo de los Caballeros de Colón (C de C) donó ayuda humanitaria para los miembros, todos son familias católicas, y pidieron que impacten a toda la comunidad católica de Puerto Rico que puedan con esto y entre los grupos se añadió a Cáritas. Lo que se hizo fue que a todos los consejos que están adscritos a una parroquia le dimos un cargamento como este y un cargamento para Cáritas”, explicó José Lebrón, agente general de los C de C.

Lebrón señaló que, en el primer embarque, la organización envió 32 mil libras de alimento y aparte mandaron el agua. De esta poco más de la mitad se designó para Cáritas, a ello se le suma la aportación de unos ocho consejos que decidieron entregarle su parte. En esta ocasión los donativos consistieron de agua, zanahoria, corn beef, habichuelas, atún, papas, remolacha, garbanzos, pollo, pasta enlatada, entre otros. Lebrón adelantó que durante las próximas semanas continuarán recibiendo más suministros.

Respecto a cómo surgió la idea de incluir a Cáritas, Lebrón comentó que en ánimos de solidaridad y apoyo a la Iglesia Católica y a la feligresía ante el paso del huracán el Consejo Supremo llamó y preguntó ¿en qué podían ayudar? “Llamé a P. Enrique ‘Kike’ Camacho (director de Cáritas de Puerto Rico) y junto con el señor Armando Biboni Bras, gran caballero del Consejo 3836 Mons. Torres Díaz de Río Piedras, se consiguió un camión para traer los artículos de primera necesidad”, informó a la vez que recalcó que hay comida para cocinar para más de 50 mil personas.

Por otro lado, P. Kike Camacho se mostró agradecido con Dios y por la fraternidad que está surgiendo desde la perspectiva cristiana de los distintos grupos que quieren trabajar en conjunto con Cáritas como Iglesia. Con motivo de la colaboración realizada por los C de C reconoció que este es un grupo que tradicionalmente ha estado en conexión con Cáritas.

En cuanto a las donaciones recibidas expresó que se destinarán para ayuda directa a las familias en conjunto con las parroquias que están trabajando con ellos. Además de preparar comida caliente en las instalaciones de Cáritas P.R. en Santurce, también dividirán las provisiones recibidas para enviarlas a otras parroquias con el fin de que igualmente puedan proveer comida caliente a sus comunidades.

El sacerdote destacó que este es un momento histórico para la organización que dirige ya que es la primera vez que los Cáritas parroquiales de las seis Diócesis trabajan juntos. Dicha iniciativa les ha permitido llegar a la isla completa gracias a la colaboración de los Obispos y los respectivos representantes de las seis diócesis encargados de repartir la ayuda.

“Hemos pintado el mapa (de Puerto Rico) del amor de Cristo. En las 500 parroquias se está sirviendo a los más necesitados para la gloria de Dios, así que el número de las personas que están recibiendo ayuda a través de toda la Isla es incalculable. En todas las parroquias se está repartiendo ayuda, comida, vales de alimentos, estamos recibiendo muchas donaciones de entidades reconocidas. Hemos tenido que alquilar un local de almacén y una compañía de acarreo que nos los lleve a las distintas diócesis, pero nos sentimos bien, bien felices de poder estar brindando esta ayuda”, expresó P. Kike.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here