Herramientas para alcanzar latas en la alacena, andadores de todas clases, abridores de botellas, en fin, cada día crece más la variedad de equipos asistivos disponibles en los establecimientos y farmacias. La asistencia tecnológica se desarrolla a pasos agigantados y la comercialización de estos equipos también.

No obstante, el criterio para comprar los mismos no debe ser solo la percepción de que ayudarán a un familiar que se encuentra débil. Para Iradia Oquendo, profesora de Terapia Ocupacional (TO) y Coordinadora del programa de TO en la Universidad Interamericana, Recinto de Ponce, estos equipos deben ser recomendados por un terapeuta, luego de evaluar la necesidad y de acuerdo con la condición, el estilo de vida y otras consideraciones.

Un ejemplo son los andadores con ruedas, disponibles ya hasta en las farmacias. Sin la debida orientación y sin realmente necesitarlo, la persona lo compra y en muchas ocasiones le provoca una caída, explicó. Tal vez solo necesitaba un bastón u otro equipo atemperado a su limitación exacta, acorde a su necesidad real.

“Si es una persona retirada; si aún trabaja; qué tipos de actividades hace, etcétera. Se toma en consideración cuál es la dificultad que tiene ese paciente. Si la dificultad es para doblarse, se recomienda un equipo que atienda esa necesidad específica”, detalló la profesional con 15 años de experiencia en TO.

Existe una variedad de equipos asistivos increíble. La tecnología y el conocimiento han impactado mucho esta área, desde lo simple hasta lo muy complejo. Por ejemplo, hay equipos que ayudan a agarrar objetos que están en el suelo o zonas altas, otros sirven para la cocina, otros ayudan a la higiene, a vestirse o a levantarse. Algunos son livianos para los que tienen poca fuerza y otros pesados para incrementar la estabilidad.

Es muy importante leer cuidadosamente las instrucciones y las advertencias de los equipos. Lo ideal es que se tome un adiestramiento con el equipo y que este sea seleccionado según la circunstancia particular de la persona, puntualizó Oquendo, ya que de no tomarse esto en consideración es probable que el equipo quede en la esquina del olvido o en la basura.

De hecho, existe un catálogo de equipos especializados que incluye además una lista de los terapistas que están preparados para hacer ajustes a equipos en la casa como agrandar mangos de los objetos para facilitar el manejo.

La TO es una profesión de salud que se encarga de incrementar la independencia de las personas dentro de su condición de vida. Se divide en tres áreas: disfunción física, la salud mental y pediatría.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here