¿Sabías que la palabra matrimonio viene de la raíz “Mater” (es decir madre)? Así que en este sentido, para que haya matrimonio, tiene que haber siempre una mujer que podría ser madre.

Otras teorías sugieren que la palabra matrimonio sale de la palabra matriz (“matrix”). En Puerto Rico llamamos matriz al órgano femenino que cobija un bebé. La palabra “matrix”, viene también de la palabra “mater”, es decir la raíz de la madre.

En ninguna de estas dos vertientes, cabe la unión de dos varones. Por cuanto, no hay matriz. Por cuanto, no hay madre. Por tanto, no hay matrimonio entre dos varones.

La función del matrimonio, asociado a la matriz, es la procreación. No se puede procrear sin la unión de la célula femenina llamada óvulo y de la célula masculina llamada espermatozoide. Por cuanto no hay madre sin padre. Por cuanto, no hay matrimonio que pueda procrear sin padre y madre. Por tanto, tampoco hay matrimonio entre dos mujeres, porque no hay padre.

La realidad es que los matrimonios gozan de privilegios financieros, de herencia, de seguros médicos, de préstamos. ¿Serán esos privilegios lo que buscan las parejas del mismo sexo? Porque la unión entre personas del mismo sexo se hace en algunos estados de los Estados Unidos de forma judicial. En ningún sitio es Sacramento Matrimonial.

Es hora de llamar las cosas por su nombre. Una cosa es la boda (que viene de “votos”). Eso se hace ante un juez. Otra es el Sacramento Matrimonial, que se hace ante Dios con un sacerdote. El hombre y mujer unidos en Matrimonio, ante Dios, en Sacramento, se convierten en espejo del Amor de Cristo por su Iglesia, como lo explica san Pablo.

La Iglesia es Madre y entiende la homosexualidad. La Iglesia llama a los creyentes a tener misericordia con los homosexuales. Pero también llama al homosexual a mantenerse en la abstinencia.

Finalmente procuren pensar en esto: Si el gobierno no provee seguros, préstamos ni otros beneficios a otros adultos familiares (hijos) mayores de edad que viven con sus padres, ¿por qué ha de proteger los derechos de dos personas adultas que viven sin ser familia, padre y madre bajo el mismo techo?

 

(El autor es Presidente de la Asociación Médica de Puerto Rico)

 

E-mail
Print
PDF

Otra enfermedad de la piel frecuente, pero más en las personas adultas, es la culebrilla. Ésta es causada por el virus varicela zoster, el mismo virus que causa la varicela, que permanece en el cuerpo de la persona. Quizás no cause problemas durante muchos años, pero a medida que la persona envejece, el virus puede reaparecer como culebrilla. A diferencia de la varicela, la culebrilla no se contagia de otra persona afectada, informa la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Acorde al Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, alrededor del 10 por ciento de los adultos normales sufrirán de culebrilla durante la vida, generalmente después de cumplir los 50 años. La incidencia aumenta con la edad, por lo que la probabilidad de desarrollar la culebrilla es 10 veces más alta en adultos de 60 años que en niños menores de 10.

El doctor Luis Ortiz Espinosa, presidente de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico, explicó que la culebrilla o herpes zoster “es como una reactivación del virus de la varicela”. Éste se esconde en los ganglios nerviosos y sale afuera en condiciones de mucho estrés o problemas emocionales. La culebrilla aparece en la piel o hasta en otras áreas como los oídos y ojos. “Se parece a la varicela pero sigue un patrón lineal”, explicó el doctor, al añadir que los que la padecen sufren de mucho dolor y puede dar fiebre. “Hay gente que piensan que es un ataque cardiaco, pero es culebrilla”.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos añade que, además de dolor, puede dar ardor, hormigueo o picazón, generalmente de un lado del cuerpo o la cara. El dolor puede ser de leve a fuerte y luego se forman ampollas que duran de uno a 14 días. La Biblioteca informa que si la culebrilla aparece en la cara, puede afectar la vista o el oído.

El doctor Ortiz Espinosa añadió que el herpes zoster no es contagioso. “No se le puede pegar la culebrilla a otra persona. Yo te puedo pegar la varicela pero la culebrilla no, solamente da una vez en la vida y dura de siete a 14 días”, detalló. “El problema mayor son sus efectos, (ya que) puede dejar un dolor intenso incapacitante. El dolor es tan intenso que (las personas) no lo pueden tolerar”.

El dermatólogo informó también que la culebrilla podría afectar la visión, la audición y podría provocar pulmonía, encefalitis y neuralgia post herpética (dolor que dura varios meses o hasta años). Sin embargo, la mayoría de las personas no tienen mayores complicaciones.

Sobre el tratamiento para las personas con culebrilla, el NINDS detalla que “la severidad y duración de un ataque de culebrilla puede reducirse considerablemente aplicando drogas antivirales recetadas”. Estas medicinas pueden mermar a la mitad el riesgo de quedar con neuralgia post herpética. La entidad indica además que las personas que han sido vacunadas contra la varicela tienen menor probabilidad de sufrir de culebrilla.

 

E-mail
Print
PDF

 

Luego de las más recientes expresiones del presidente estadounidense, Barack Obama a favor del matrimonio entre las parejas del mismo sexo y de las voces gubernamentales pronunciadas a favor, El Visitante se dio a la tarea de realizar una mesa redonda para discutir el tema junto a un grupo de médicos católicos de diferentes especialidades.

Antes de adentrarse en el argumento es pertinente conocer que la Doctrina Social de la Iglesia documenta en el Capítulo V, titulado “La Familia, célula vital de la sociedad” que “la persona homosexual debe ser plenamente respetada en su dignidad, y animada a seguir el plan de Dios con un esfuerzo especial en el ejercicio de la castidad”.

De igual modo el Catecismo de la Iglesia Católica (2358) sostiene que “un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente radicadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará con ellos todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor a las dificultades que puedan encontrar a causa de su condición”.

Tras tener claro lo que enseña el Magisterio de la Iglesia sobre la homosexualidad se les cuestionó a los galenos si se puede probar científica y médicamente la homosexualidad. El cardiólogo César Vázquez, pastor de la Iglesia de las Catacumbas, detalló que al día de hoy no se ha encontrado evidencia genética, hormonal, ni anatómica que incline a que una persona pueda nacer homosexual. “Toda la evidencia apunta hacia factores ambientales, cosas que pasan en la niñez, con el entorno, violaciones, otras cosas. Los niños pasan por una etapa de un desorden de un trastorno de identidad sexual, tienen problemas con su identidad sexual, aunque no todos, y posteriormente cuando entran en la pubertad entonces es que se empieza a manifestar la atracción entre personas del mismo sexo. Es importante que independientemente del cuál sea la causa, los adultos son responsables no sólo por lo que sienten sino de cómo reaccionan a eso que sienten”, dijo.

De otro lado, la pediatra Luisa Burgos coincidió con Vázquez en que no hay nada que pueda probar que la homosexualidad esté ligada a la herencia genética. “Existen una serie de estudios en los que se demuestra que la mayoría de las personas que sienten atracción por personas del mismo sexo han tenido en su historia un evento como puede ser una violación o algo que lo ha llevado de un comportamiento a otro”.

Igualmente explicó que “los niños van explorando en la edad de la adolescencia, pero eso no quiere decir que sean homosexuales. Eso es algo que ellos están pasando por un tiempo por una experiencia que normalmente se elimina a medida que van madurando emocionalmente, socialmente en su relación con los demás”.

Asimismo el cardiólogo y reverendo diácono Iván Lladó concurrió con los otros médicos en que no se puede probar, científica y médicamente, la homosexualidad. “No hay un gen homosexual. Se estima que la persona homosexual vive menos años que la persona natural. Me da pena que sigan insistiendo en que ese estilo de vida es uno saludable. Ese estilo de vida no es ni física, ni moral, ni espiritual, ni médicamente saludable. Más aún me da pena cuando escucho decir que Dios hizo ese estilo de vida, lo que es totalmente falso y es una mentira”.

Mientras que el siquiatra Carlos Arias indicó que nadie nace, homosexual o lesbiana. “Todos fuimos hechos por el amor y Dios es amor y al haber sido hechos por ese único y verdadero Dios tenemos que entender que Dios ni se equivoca ni se contradice a sí mismo. Cuando hace un hombre, hace un hombre y cuando hace una mujer, la hace mujer”.

De otra parte sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo, el oftalmólogo y nuevo presidente de la Asociación Médica de Puerto Rico, Natalio Izquierdo opinó que el matrimonio es un sacramento entre un hombre y una mujer. “La unión legal que la corte llama matrimonio no es igual a la Ley de la Iglesia que también tiene un matrimonio dentro de un juramento entre hombre, mujer y Dios que dura eternamente. Mientras que el matrimonio entre un hombre y una mujer en una corte no dura eternamente, es un juramento sencillamente entre los hombres”, dijo el galeno, que conduce por el Canal 13 el programa “En Cuerpo y Alma”, lunes en vivo a las 7 p.m. y domingo a las 6 p.m.

Por otro lado, el Dr. Vázquez señaló que cuando se habla del matrimonio se está hablando de una realidad biológica fundamental que la sociedad privilegia y que la Iglesia ha reconocido y privilegiado. “De la misma manera que un hombre no puede decir ‘tengo el derecho de ser madre’ porque es una imposibilidad biológica. De la misma manera es una imposibilidad biológica que dos hombres o dos mujeres se puedan unir en el sentido sexual. Sexualidad implica complemento, reproducción y la realidad es que cuando hablamos de la relación entre dos hombres y dos mujeres esos son los primeros dos principios que se violentan. Si uno entiende cuál es el origen del matrimonio y uno entiende que tiene que ver fundamentalmente con la definición de la sexualidad entonces uno puede entender porque no puede existir el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. A través de la historia todas las culturas han dicho que la expresión correcta de la sexualidad humana es la relación entre el hombre y la mujer”.

De otro modo, la Dra. Burgos precisó que no hay que redefinir ni el matrimonio ni lo que es familia. Además reiteró su preocupación con los niños que se crían entre parejas del mismo sexo. “Un estudio que realizó la Universidad de Texas reveló que los niños que se crían entre parejas homosexuales acarrean más problemas emocionales y sociales en comparación con los que no. La investigación favorece que los niños no sean criados entre parejas del mismo sexo por los problemas que pueden acarrear más adelante”.

El Dr. Iván Lladó expresó que todos los estudios científicos, sociales y sicológicos han demostrado que el matrimonio hombre-mujer; papá, mamá con sus hijos, es la escuela donde los niños van a obtener su formación física, mental, emocional y espiritual de la manera más adecuada. “Todos los estudios demuestran eso y es por eso que nosotros concluimos que el matrimonio es entre hombre y mujer con sus hijos”.

De manera similar respondió la siquiatra Annette Pagán, que reconoció que es preocupante redefinir algo que es de orden natural. Al tiempo que dijo que esos cambios van a tener unas consecuencias especialmente en los niños. “Se hablan de los derechos de los adultos, pero ignoramos que los niños tienen unas necesidades sicológicas, emocionales, espirituales que muchas veces no cuentan en las decisiones de los adultos y se toman unas decisiones y los niños pagan las consecuencias. Todos los días vemos niños muy heridos con situaciones bien difíciles que pasan en su familia. Si es en hogares con papá y mamá y ocurren miles de dificultades, cómo será la confusión de estos niños al haber redefiniciones del matrimonio con estilos de vida diferentes”.

De hecho, el Dr. Arias comparó la homosexualidad con la enfermedad de la esquizofrenia. “Años atrás era tratado como una enfermedad, sin embargo las agendas se han ido moviendo para que ahora sea catalogado como algo común y natural”.

Pero el siquiatra reiteró que eso no es así, no es de esa manera. “Podríamos tener unas cargas de herencias que nos llevan a esas tendencias; podríamos haber aprendido por las heridas que hemos tenido como niños; por la ausencia de mamá o papá; por el maltrato de los padres o por la razón que sea se desarrollaron esas tendencias, pero estas tendencias son como cualquier otra tendencia hacia el mal. Estamos aquí para entender que con la ayuda de Dios podemos luchar en contra de esa tendencia”.

No obstante, los galenos coincidieron en que la Iglesia pide que no se discrimine contra la persona homosexual o lesbiana, y que su trato será con respeto y dignidad. “Como profesionales de la salud atendemos a todo tipo de pacientes y lo hacemos con compasión, caridad, misericordia y amor, pero como médicos estamos llamados a decir la verdad.

“Si tenemos un paciente con un estilo de vida que lo va a llevar a tener unas situaciones de salud, le explicamos que si sigue así va a tener complicaciones con su salud”, puntualizó el Dr. Lladó.

De igual modo se expresó el Dr. Arias, al señalar que “estamos aquí para corregir a nuestros hermanos con amor, no es cuestión de que se sientan mal o no, porque el mal que puedan sentir, la incomodidad que puedan sentir nuestros hermanos es por el temor al castigo. Tenemos que tener en cuenta que esta lucha tenemos que llevarla con la Palabra de Dios y no romper con lo que Dios nos ha dado y ha establecido que es lo perfecto, lo humano y lo santo”.

No se pierda en nuestra próxima edición lo que opinan los médicos sobre las amenazas de lobbies y otras fuerzas antagónicas de la familia.

 

(Vea el vídeo de la Mesa Redonda Por la Familia Puertorriqueña en http://www.ustream.tv/channel/ev-broadcast)

 

E-mail
Print
PDF

El amor a todos, si es sincero, tiende espontáneamente a convertirse en atención preferente por los más débiles y los más pobres. En esta línea se sitúa la solicitud de la Iglesia por la vida naciente, la más frágil, la más amenazada por el egoísmo de los adultos y por el oscurecimiento de las conciencias. La Iglesia subraya continuamente lo que declaró el Concilio Vaticano II contra el aborto y toda violación de la vida naciente: Se ha de proteger la vida con el máximo cuidado desde la concepción”. (Benedicto XVI)

El mensaje del Santo Padre, Benedicto XVI en una homilía en el Vaticano en el 2010 invita a la reflexión al cumplirse 40 años desde que se legalizó el aborto en los Estados Unidos con el conocido caso Roe vs. Wade. Esta fue de las decisiones más controvertibles que realizó el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, al permitir que las mujeres pudieran decidir terminar con su embarazo sin importar las razones. De esa fecha hasta el presente han sido millones los niños a los que no se les ha permitido nacer, no sólo en Estados Unidos sino también en Puerto Rico. En la Isla se practican entre 7,000 y 8,000 abortos anuales en clínicas de planificación familiar. Este número podría ser mayor si se toma en cuenta que hay consultorios clandestinos en los que también se practican abortos y de los que no hay cifras oficiales.

Según Luisa Burgos, presidenta del Centro Guadalupe Vida y Familia, las razones y las edades que tienen las mujeres que deciden terminar con sus embarazos son variadas.

Burgos precisó que en el caso de las adolescentes algunas de ellas son presionadas por sus padres para que aborten ante “la vergüenza del qué dirán”; incluso conoce padres que optan por llevarlas fuera de Puerto Rico a terminar con los embarazos. También se reportan casos de menores de edad que iniciaron su vida sexual desde temprano y el papá del bebé no quiere hacerse responsable. De igual forma hay niñas que temen contarles a sus padres que están embarazadas, otras que entienden que no están preparadas para ser madres o en fin porque no desean hacerse cargo de la responsabilidad que implica criar un niño.

Asimismo sostuvo que otras de las razones de aborto entre adolescentes son las violaciones sexuales, perpetradas algunas veces por sus propios familiares.

Sin embargo, sobre este particular el Beato Juan Pablo II, en un encuentro con mujeres del mundo entero en 1995, felicitó a las damas que a pesar de haber sido violadas decidieron no abortar.

“Cuánto reconocimiento merecen en cambio las mujeres que, con amor heroico por su criatura, llevan a término un embarazo derivado de la injusticia de relaciones sexuales impuestas con la fuerza”.

De igual forma Padre Mateo Mateo destacó que “aunque la mujer haya quedado embarazada como consecuencia de una violación, ya es mamá y no se puede arreglar una violación con un crimen”.

De otra parte, Burgos explicó que en el caso de las mujeres más adultas, algunas profesionales, ya casadas o con pareja que tienen uno o dos niños, vuelven a quedar embarazadas y deciden abortar porque no pueden criar a otro hijo o por falta de recursos económicos. Otras se sienten presionadas por sus compañeros, quienes les sugieren que terminen con sus embarazos y ellas terminan por acceder.

Mientras, para el Vicario de Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de San Juan, Padre Felipe Núñez lo más importante es crear una cultura de vida en la que toda persona tenga la oportunidad de vivir como Dios quiere: feliz.

“Nosotros queremos ayudar en ese proceso para que eso sea una realidad en la familia. Queremos que desde el vientre de la madre hasta la muerte, en todas las etapas de la vida las personas tengan una orientación de cómo pueden vivir esa etapa lo más plenamente posible, con el ejemplo de la Sagrada Familia y del Evangelio”.

 

La política del presidente Obama

En cuanto a las propuestas que ha presentado el presidente estadounidense, Barack Obama para que los planes médicos incluyan como parte de sus cubiertas los abortos y otras que contiene el nuevo Modelo de Salud de Estados Unidos “Obama Care”; entre éstas crear centros de salud en las escuelas que le ofrecerán anticonceptivos a los menores para ayudar a reducir los “embarazos no deseados”, Padre Núñez admite que es claro que hay que denunciar y oponerse a que esas leyes lleguen a Puerto Rico.

No obstante reiteró que la misión de la Vicaría de Familia va dirigida a crear conciencia entre los padres que eduquen a sus hijos, para que “cuando les ofrezcan un preservativo, digan no, porque yo soy católico y creo en otro estilo de vida”.

El sacerdote destacó la importancia de crear conciencia entre la gente. “En la conciencia del ser humano es que está la decisión; la decisión del ser humano es mucho más importante que la ley civil; no importa que leyes haya, yo nos las voy a seguir porque van en contra de mi conciencia; hemos de concentrarnos más en la conciencia del pueblo”, puntualizó.

Sobre este tema el Papa Benedicto XVI se expresó el pasado 7 de enero de este año ante el cuerpo diplomático acreditado a la Santa Sede: “compruebo con tristeza cómo en diversos países de tradición cristiana se pretenden introducir o ampliar legislaciones que despenalizan o liberalizan el aborto. El aborto directo, es decir, querido como fin o como medio, es gravemente contrario a la ley moral. Cuando afirma esto, la Iglesia no deja de tener comprensión y benevolencia, también hacia la madre. Se trata, más bien, de velar para que la ley no llegue a alterar injustamente el equilibrio entre el derecho a la vida de la madre y el del niño no nacido, que pertenece a ambos por igual”.

El Padre Felipe Núñez, como Vicario de la Familia, espera reunirse próximamente con la designada Secretaria de la Familia, Idalia Colón, para que sepa que están dispuestos a colaborar con los esfuerzos que haga la agencia para el beneficio de las familias del País.

“Queremos crear una alianza entre el Gobierno y la Iglesia en todas las cosas que nos unen y luego explicarles las cosas que nos dividen y llegar a un punto medio”, dijo el clérigo.

Por otro lado, Padre Mateo Mateo, que días atrás participó en la Misa y Marcha por la Vida, donde un grupo de personas se reunió para protestar al cumplirse cuatro décadas de la legalización del aborto, hizo hincapié en que la vida la da Dios.

“La vida la da Dios, sólo Dios y nadie la puede quitar, más que Dios. Dios no odia nada de lo que Él ha hecho y nadie tiene derecho a odiar la obra de Dios. No se puede decir este sí, este no porque Dios no hace nada mal. Que este niño viene con síndrome de Down, tú no sabes la razón ni las consecuencias de lo que puede venir de ahí, pero si yo sé que Dios es un Dios de amor, que hace todo para bien nuestro. De manera que la vida hay que amarla desde el comienzo que es la unión del óvulo y el espermatozoide. Ahí Dios crea un alma de la nada para toda la eternidad sin importar si es niño o niña”.

“No se puede hablar de la paz, no se puede hablar de la no violencia, no se puede hablar de la defensa de género, porque si yo le enseño a los jóvenes que yo puedo matar a un ser inocente porque es muy pequeñito y es un “ser no deseado”, entonces puedo decir yo maté a un policía porque era un policía no deseado. Yo maté un vecino porque era un vecino no deseado”, señaló el presbítero.

 

Grupos en contra del aborto

El Centro Guadalupe Vida y Familia así como el grupo Vida Digna son dos organizaciones que se dedican a realizar actividades de orientación en torno al tema del aborto y la familia.

La Dra. Luisa Burgos detalló que como parte de la labor que realiza el Centro Guadalupe Vida y Familia visitan colegios católicos y parroquias para hablar con los padres, estudiantes y maestros sobre los problemas que enfrenta la familia y cómo la abstinencia de las relaciones sexuales hasta el matrimonio es una alternativa para evitar el aborto.

Además tienen un programa de radio que se llama “La hora del laico” que se transmite los lunes a las 8:30 de la noche por Radio Paz. Allí se trata el tema del aborto, divorcios, identidad sexual, entre otros. Igualmente el grupo participa en vistas públicas tanto del Senado como de la Cámara de Representantes cuando se discuten legislaciones en los que se puede afectar la familia.

Mientras que Gina Paola presidenta del grupo universitario Vida Digna detalló que ellos luchan, obran y actúan por la defensa de los no nacidos. Ellos se rigen por las enseñanzas de la Iglesia Católica, pero cualquier estudiante que quiera defender la vida está invitado a participar. Como parte de la labor que realizan desarrollan charlas educativas en las escuelas porque “hay mucha ignorancia con el tema del aborto”, afirmó.

La presidenta de la agrupación aprovechó para destacar que el año pasado realizaron una gala artística en la que presentaron a través del arte la alegría del recibimiento de la vida y la desolación que provoca el aborto.

 

Las chicas opinan

Patricia tenía sólo 15 años cuando se enteró que estaba embarazada. Su reacción fue de sorpresa porque aunque estaba activa sexualmente con su novio de la misma edad, nunca pensó que pudiera concebir.

El papá del bebé reaccionó muy contento con la noticia y nunca le pidió a Patricia que se hiciera un aborto aunque ella afirma que jamás le pasó esa opción por su mente pese a que cuando sus familiares se enteraron se molestaron mucho.

Afortunadamente ella decidió tener al niño. Gracias a que su parto ocurrió en junio no tuvo que ausentarse de la escuela y pudo terminar el décimo grado sin mayores contratiempos.

La abuela del menor cuida al bebé para que Patricia pueda seguir estudiando.

María, de 16 años, afirmó muy segura que no cree en el aborto y declaró que si quedara embarazada tendría a su bebé “porque si metí las patas tengo que responder por eso, porque no puedo quitarle la vida a alguien”.

Con apenas 14 años, Alexandra manifestó estar en contra del aborto. Cuando se le preguntó si estaría dispuesta a enfrentar a su familia por tener a su bebé, dijo que sí porque la criatura no tiene la culpa de las malas decisiones que ella tomó.

A Verónica le falta sólo un año para cumplir la mayoría de edad. Al preguntársele si quedara embarazada producto de una violación, su respuesta fue: “yo lo tendría porque es mi hijo”.

Finalmente, el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia concluye: “Mujeres que habéis recurrido al aborto, la Iglesia conoce cuántos condicionamientos pueden haber influido en vuestra decisión, y no duda de que, en muchos casos se haya tratado de una decisión dolorosa e incluso dramática. Probablemente la herida aún no ha cicatrizado en vuestro interior. Es verdad que lo sucedido fue y sigue siendo profundamente injusto. Sin embargo, no os dejéis vencer por el desánimo y no perdáis la esperanza. Antes bien, comprended lo ocurrido e interpretadlo en su verdad”.

 

La posición de la Secretaria de la Familia

El Visitante intentó comunicarse con la Secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón, pero no fue posible entrevistarla. Solo pudimos remitirle un cuestionario por correo electrónico con varias preguntas, entre ellas la siguiente: Usted ha expresado que entiende que el aborto es un derecho y por ende hemos de entender que está a favor del mismo. No obstante, el aborto es un crimen porque desde el momento de la concepción hay vida. ¿Qué podría comentar al respecto?

No respondió esta, pero sí la siguiente: En una entrevista usted mostró una postura abierta en relación al aborto, incluso llegó a decir que el aborto es un derecho. ¿Sigue pensando de la misma manera?

“El estado de derecho reconoce el aborto y yo respeto el estado de derecho vigente. Pienso que la educación sexual y la planificación familiar responsable pueden evitarle a las mujeres y a las parejas tener que llegar a enfrentar esa difícil situación. El Departamento de la Familia está comprometido con el desarrollo y el bienestar integral de todos los individuos, las familias y las comunidades”.

No obstante, la posición del Magisterio de la Iglesia, es firme: El # 2277, del Catecismo de la Iglesia, versa: “La cooperación formal a un aborto constituye una falta grave. La Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana. ‘Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión’ ipso facto”.

Si está embarazada y ha pensado en abortar o necesita orientación puede llamar al CENTRO MIRNA al teléfono: 787-619-3965, 787-447-0826 o escribir un correo electrónico a: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

E-mail
Print
PDF

“Es una decisión muy importante para Puerto Rico, para los niños y las niñas, porque cada uno que entra en este mundo tiene un derecho fundamental y natural a ser criado por un padre y una madre, a ser amado por una madre y un padre y crecer en el núcleo natural de la familia”.

Así reaccionó el Arzobispo Metropolitano de San Juan y Presidente de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, Monseñor Roberto Octavio González Nieves a la histórica decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico que prohíbe la adopción de niños por parejas y uniones de hecho homosexuales y lesbianas.

En entrevista exclusiva con El Visitante, Monseñor Roberto recordó que el núcleo natural de la mujer y el hombre ofrece la base para el desarrollo integral del niño y la niña.

“Los derechos de los niños a ser criados por un padre y una madre son una prioridad para la sociedad. No queremos que nadie sea víctima de discriminación, pero en este caso me parece que no es un tema de discriminación, sino más bien del derecho del niño y la niña a ser criados por una madre y un padre”.

No obstante, portavoces de grupos lobbies que favorecen la adopción en la configuración de las uniones de hecho homosexuales o lesbianas han señalado que la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico contradice las posturas del presidente demócrata Barack Obama, quien favorece el matrimonio homosexual.

Incluso, han manifestado que si el gobernador Alejandro García Padilla no se expresa a favor de la adopción por parejas homosexuales acudirán al Tribunal Federal.

“La Constitución del Estado Libre Asociado prohíbe la pena de muerte. Entonces, entiendo que se pudiera considerar la posibilidad de modificar la Constitución del Estado Libre Asociado de manera que garantice el derecho de un niño y una niña a ser criados por un padre y una madre. Este planteamiento, si fuera necesario, lo debe decidir el pueblo de Puerto Rico”, opinó el Arzobispo.

Asimismo ha intercambiado impresiones con el gobernador Alejandro García Padilla sobre el tema de la familia y éste le ha dicho que favorece la ley natural.

“Hemos hablado del tema de la familia y el matrimonio y entiendo que él favorece el matrimonio natural y la familia natural como fundamento de la sociedad, pero no me corresponde a mí hablar a nombre del gobernador”.

Monseñor Roberto recordó que ante la presente coyuntura social la responsabilidad del primer ejecutivo del País es enorme.

“El está al frente de una nación en la que tiene que velar por los derechos de sus ciudadanos; el matrimonio, la familia y las personas que son víctimas de injusticias. Es un deber que requiere mucho discernimiento y valentía”.

(Jaime Torres Torres)

E-mail
Print
PDF

Si te has hecho un aborto voluntariamente, la Iglesia es Madre. Regresa a tu casa como el Hijo Pródigo. El “Padre Bueno” te espera con los brazos abiertos. Habrá una fiesta con regocijo a tu regreso. Para eso habla con el sacerdote y acércate a la Reconciliación buscando el perdón.

Si has tenido un aborto espontáneo, es decir que el bebé se te salió del vientre materno antes de tiempo, no te sientas culpable. Es parte de la vida y entiendo tu dolor. La Iglesia que es Madre nos enseña que esos bebés están encomendados a la Misericordia de Dios. ¡Qué maravillosa es Nuestra Iglesia!

Si estás pensando hacerte un aborto pronto: ¡Detente! Tienes otras opciones. Habla con un médico.

Algunas de las nefastas razones por las cuales hay abortos incluyen:

Hubo un caso, el “Roe versus Wade”, que legalizó el infanticidio en los Estados Unidos. Llamemos las cosas por su nombre. El que muere en el aborto es un bebé.

Los cabilderos a favor del aborto le llaman embrión o feto al ser humano que vive en el vientre materno. Lo que vive en la matriz de la madre es un bebé, un ser humano. Del vientre materno no salen caballitos ni perritos, salen bebés.  ¿Quién mataría un tierno bebé? Nadie. Pues le cambiaron el nombre para que la madre ni piense que en el aborto está matando su bebé.

Nadie ha explicado que ese bebé que los abortistas llaman embrión, tiene un corazón que late a los 14 días después de la concepción. Es un corazón de ser humano. No es de gatito. La madre no sabe que está encinta y ese corazón del bebé late.

No han entendido que ese bebé tiene ojos al mes de concebido. En otras palabras, cuando a la madre le falta la regla, ya ese bebé tiene ojitos.

Así que no te hagas el aborto. En tu vientre vive un bebé y la vida es un don de Dios. Ese bebé va a mirarte a los ojos y te va a sonreír. Su corazón y el tuyo van a latir unidos. Ese bebé va a ser la alegría de tu vida y tu vejez.

(El Autor es Presidente de la Asociación Médica de Puerto Rico.)

E-mail
Print
PDF

“Aunque nos ha entristecido separarnos de aquellos familiares a quienes más queremos y nos duele su ausencia, la fe nos conforta íntimamente al pensar que, como sucedió al Señor Jesús y siempre gracias a él, la muerte ya no tiene poder sobre ellos” (Benedicto XVI)

La muerte de un familiar causa un gran dolor, no importa las circunstancias en que haya ocurrido.

La tanatología está para ayudar a afrontar la pérdida. En el portal de la Asociación de Tanatología Integral de Puerto Rico y del Caribe, se define como “el estudio del proceso y manejo del evento de la muerte desde el diagnóstico de una enfermedad terminal o muerte inesperada (súbita) hasta el duelo en sus diferentes manifestaciones individuales y socioculturales”.

Según expresó Shirley Silva Cabrera, presidenta de la Asociación de Tanatología Integral de Puerto Rico y del Caribe, la tanatología lleva en Puerto Rico más de una década, y desde sus inicios ha sido totalmente inclusiva. “Yo quería que la tanatología no se viera ni como una amenaza, ni como que era una práctica dirigida a excluir a nadie. La tanatología es totalmente inclusiva; recibe tanto a religiosos, pedagogos, al maestro de las leyes, al oficial de los distintos servicios médicos hospitalarios, a los médicos, a las enfermeras, en fin a todo aquel que quiera estudiar la muerte, el duelo y aportar ideas de desarrollo al respecto”.

Sobre este particular el presidente de Servicios Funerales Católicos, Padre Marco Rivera indicó que la Iglesia acoge la tanatología e incluso precisó que éste es uno de los ofrecimientos disponibles en Servicios Funerarios Católicos para los familiares del fallecido.

“La tanatología es una herramienta adicional, son personas preparadas en las diferentes áreas del comportamiento humano y sobre todo ante la pérdida de un familiar la Iglesia lo acoge y la utiliza”.

Por el contrario: “tu puedes tener un profesional tanatólogo que esté tratando de inculcarle la aceptación de una enfermedad que va a ser terminal a un paciente, pero si la dimensión espiritual no está ahí, ni la esperanza de la vida eterna, de la resurrección, entonces queda hueco, vacio, no tiene contenido. Nuestra esperanza está sembrada en la resurrección en Cristo, en la vida eterna y hay que partir de ahí.”.

Por otro lado, mencionó que hay tanatólogos que son diáconos, es decir que son ministros ordenados y se tiene ahí una combinación perfecta; un individuo que ha sido formado en una faceta de la parte humana del ser humano y por otro lado ha sido formado en la faceta espiritual de teología y fe. Igualmente recomendó que más personas consagradas reciban formación en tanatología como un valor añadido a favor de las personas que ayudan.

De otra parte, Silva Cabrera, una de las dos tanatólogas certificadas en la Isla, dijo que para ser tanatólogo certificado hay que tener como mínimo un grado de bachillerato, experiencia clínica verificable en el campo de la muerte y duelo; (dos años si se posee un bachillerato o uno si la persona tiene un grado de maestría o doctorado), estudios especializados en la muerte y el duelo realizados a través de una institución debidamente acreditada y sobre todo revalidar, entre otros requisitos. Al presente la reválida es en inglés, por lo que Silva Cabrera entiende que esa puede ser la razón por la cual de los 77 estudiantes que aprobaron el curso, sólo uno haya optado por revalidar. Como opción, el proyecto de Ley para reglamentar la tanatología ampara la creación de una junta examinadora que pueda preparar el examen aquí y en español.

Finalmente la tanatóloga, que labora como tal desde el año 2007 en el Centro Médico en Río Piedras, destacó que los interesados en conocer más sobre la tanatología pueden acceder a: www.info espigas.org o llamar al (787) 585-2755.

E-mail
Print
PDF

developed by