En la mayoría de los casos, el alcoholismo se torna en una enfermedad dañina o destructiva para los familiares de los bebedores.

“Es una desesperación saber que esa persona se está destruyendo, ver que puede perder su empleo, que puede ocasionar un accidente si guía en estado de embriaguez... Son muchas cosas que el que no bebe es el que las entiende y las vive en ‘crudo’”, expresó Iris Pagán, coordinadora del Comité de Difusión Pública y miembro de los grupos Al-Anon.

Al-Anon es un grupo de apoyo para las personas afectadas por la forma de beber de un familiar o amigo. A través de varias dinámicas obtienen herramientas que les ayudan a recuperarse de los estragos producidos por el alcoholismo de un ser querido. Entre estas comparten lecturas, experiencias -mientras se brindan fortaleza y esperanza- y reciben apoyo de los otros miembros cuando se encuentran en una situación difícil.

Cabe destacar que los miembros no orientan ni les dan consejos a otros miembros. En su lugar, comparten sus experiencias e historias personales, e invitan a otros participantes a “quedarse con lo que les agrada y desechar el resto” ―es decir, a determinar por sí mismos qué experiencias podrían aplicar a sus propias vidas. Además el contacto personal es un elemento importante en el proceso de recuperación.

Según Iris, el fin para con estas personas es lograr la serenidad para poder funcionar efectivamente de modo que la familia se afecte al mínimo. Es un compartir de un círculo en el que cada cual comparte su experiencia en la medida que desee, y de esa experiencia “a la larga se aprenden cosas que el otro hace que quizás me ayudarían y las puedo aplicar”.

De otro lado, sobre su experiencia como miembro agradecido de los Grupos Al-Anon Lilly (nombre ficticio para proteger su identidad) comentó que: “Para mí ha sido de gran ayuda el escuchar las experiencias de mis compañeros y compartir mis propias experiencias. Sentí que no estaba sola. Comencé a desprenderme de la obsesión con la conducta de mi familiar y empecé a llevar una vida más feliz”.

“En Al-Anon estoy recuperando poco a poco la serenidad. Estoy mejorando,

física, mental y espiritualmente. Esto ha contribuido a un cambio en mis actitudes y en mi entorno familiar”, puntualizó la mujer.

El programa es confidencial y libre de costo. No existe cuota alguna para pertenecer al grupo. Al-Anon se mantiene a sí mismo por medio de las contribuciones voluntarias de sus miembros.

Cualquier persona de la familia, sea hombre, mujer, esposo/a, hijo/a o hermano/a puede asistir a las reuniones de los grupos Al-Anon; independientemente de que el familiar o amigo esté bebiendo o haya dejado de beber.

Para información y el directorio de las reuniones puede comunicarse a la Oficina de servicios de información y centro de venta de literatura al (787) 786-1414 o acceder a: www.alanonalateenpr.org.

(Nilmarie Goyco)

E-mail
Print
PDF

Después de 55 años de vida conyugal, dos ancianos esposos todavía se querían profundamente.

Un amigo les preguntó:” ¿Cómo es posible que vivan ustedes dos tan unidos, y que todavía se quieran tanto? ¿Cómo han logrado educar tan bien a sus hijos? ¿Y luego a sus nietos, siendo tiempos tan difíciles?”.

Señalando un antiguo Cristo que colgaba de la pared, contestó el anciano: “Pregúnteselo a Él; la vida es dura para todos, pero desde el día de nuestro matrimonio, el lugar de honor en esta casa siempre lo ha ocupado Él”.

Entre los requisitos que todo católico necesita para poder recibir el sacramento Matrimonial se encuentran estar bautizados, haber hecho la confirmación, no haber estado casado anteriormente y tener la edad necesaria. Pero uno de ellos se reviste de gran importancia. Hablamos de los retiros Pre Matrimoniales, que otros conocen como pláticas de preparación.

Los retiros Pre Matrimoniales son herramientas de formación para los novios que darán el paso afirmativo hacia el sacramento del Matrimonio. Las diferentes charlas y cursos buscan promover los valores esenciales de una vida familiar centrada en el amor a Cristo y el respeto hacia la dignidad humana. También enfatizan en el compromiso, la solidaridad, la comunicación y la responsabilidad como elementos necesarios para hacer de la familia una verdadera Iglesia doméstica.

A continuación ofrecemos un breve calendario de Retiros Pre Matrimoniales en diversas instituciones católicas en Puerto Rico.

 

SEPTIEMBRE

*Renovación Conyugal (787) 751-6001 y (787) 765-2767

 

Taller de novios

13 y 14 de septiembre

 

 

OCTUBRE

*Renovación Conyugal (787) 751-6001 y (787) 765-2767

 

Taller de novios

11 y 12 de octubre

*Casa Cristo Redentor (787) 732-5161 y (787) 732-1115

Retiro Pre Matrimonial (Para novios)

31 de octubre

 

NOVIEMBRE

 

*Renovación Conyugal (787) 751-6001 y (787) 765-2767

 

Taller de novios

8 y 9 de noviembre

 

*Casa Manresa (787) 735-8016 y (787) 735-8010

 

Taller para novios

21,22,23 de noviembre

DICIEMBRE

*Renovación Conyugal (787) 751-6001 y (787) 765-2767

Taller de novios

6 y 7 de diciembre

 

*Casa Manresa (787) 735-8016 y (787) 735-8010

 

Taller para novios

19,20,21 de diciembre

 

(Varias fuentes)

(Carlos Cana)

E-mail
Print
PDF

Cuando nos referimos al Santo Nombre de Jesús no podemos perder el sentido de que Él es divino, que es Hijo de Dios y fue dotado de unas gracias divinas y enviado para nuestra salvación. Es reconocer que por medio de Él conseguimos todas las gracias que vienen de parte de Dios Padre.

El Santísimo Nombre de Jesús, invocado por los fieles desde los comienzos de la Iglesia, comenzó a ser venerado en las celebraciones litúrgicas en el siglo XIV. Su fiesta se celebra el 3 de enero. Fue gracias a los esfuerzos de San Bernardino que la costumbre de añadir el Nombre de Jesús al Ave María fue difundida en Italia, y de ahí a la Iglesia Universal.

Según Padre Orlando Rosas Muñiz, párroco de Santa Teresita del Niño Jesús en Mayagüez, para tomar conciencia del Nombre de Jesús tenemos que conocer a Jesucristo. Además destacó que “tenemos que saber lo que Él nos ha dado a través del evangelio”.

“No es invocar a Jesucristo como un amuleto o como algo para salir del paso, sino que se le invoca partiendo de la fe que se tiene en Él y reconociendo lo que ha hecho por uno. Dio la vida por nosotros desde la Cruz. Por eso hay que invocar el nombre de Jesús con confianza en el Señor, sabiendo que Él ha dicho que aquel que lo invoque, Él lo escuchará”, expresó el sacerdote.

P. Orlando añadió que es necesario tomar conciencia de la importancia del Nombre de Jesús porque “Él ha sido el gran revelador del amor del Padre hacia la humanidad dando la vida por nosotros”.

Por otro lado, el portal catholic.net señala cuatro aspectos que se obtienen cuando se invoca con confianza el nombre de Jesús:

• Brinda ayuda a necesidades corporales, según la promesa de Cristo: “En mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, […]; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien”, (Mc 16, 17-18).

• Da consuelo en las aflicciones espirituales. El Nombre de Jesús le recuerda al pecador, al padre del Hijo Pródigo y al Buen Samaritano; le recuerda al justo el sufrimiento y la muerte del inocente Cordero de Dios.

• Nos protege de Satanás y sus engaños.

• En el nombre de Jesús obtenemos toda bendición y gracia en el tiempo y la eternidad, pues Cristo dijo: “lo que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre”, (Jn 16, 23). Por ejemplo, por eso la Iglesia concluye todas sus plegarias con las palabras: “Por Jesucristo Nuestro Señor”.

De este modo se cumple la palabra de San Pablo: “Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos”, (Fil 2, 10).

(Nilmarie Goyco)

E-mail
Print
PDF

Enrique López | This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it | Twitter: @Enrique_LopezEV


Al momento de la imposición de manos, el sacerdote se entrega con energía, con juventud y con ánimo al servicio por el pueblo de Dios. No obstante, el paso de las décadas y el proceso natural de la vida se hacen sentir en el cuerpo de aquel que guarda para sí los momentos hermosos y las lágrimas que compartió con su feligresía a través de todas las experiencias al gastarse por amor.

Muchos no se prepararon para el retiro, para la enfermedad y la vejez. La Previsión Social del Clero Secular (PSCS) busca brindar una aportación económica para el sostenimiento de estos sacerdotes. Su mayor ingreso proviene de la colecta anual que se realiza el primer fin de semana de septiembre, en este caso, la misa dominical del 6 y 7 de septiembre.

Sobre el proyecto que pertenece a la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, Mons. Eusebio Ramos Morales, Obispo de la Diócesis de Fajardo-Humacao, sostuvo que la colecta es un signo generoso de la feligresía a los que han dado la vida por la Iglesia.

“La colecta es un acto de generosidad y de agradecimiento por la vida entregada a ese pueblo”, subrayó el Obispo de la Diócesis de El Yunque.

Monseñor Eusebio hizo un llamado a reconocer el servicio de estos hombres de Dios y exhortó a la generosidad porque es el brazo fuerte que sostiene la PSCS.

La PSCS es un proyecto de justicia social que se sostiene de la colecta anual y de las aportaciones de los sacerdotes activos, pero la realidad es que son alrededor de doscientos sacerdotes jubilados con unas necesidades que son producto de su edad, condiciones y enfermedad. Así lo explicó el Padre Félix Oliveras, Presidente de la Junta de la PSCS.

“La colecta es para que en el momento de la jubilación tengan un recurso que les ayude económicamente en el sostenimiento de su vida. La previsión surge de un grupo de sacerdotes que pensaron en los retirados”, destacó.

Para Padre Félix, ese donativo en la colecta es un ‘fuerte gracias’ porque “no podemos ignorarlos en su retiro y enfermedad”.

El Secretario de la PSCS, Padre Alberto Díaz, cada semana se encarga de atender las labores usuales del proyecto. Según datos que mencionó, la edad de jubilación del sacerdote es de 65 años aunque muchos deciden seguir sus labores. A esto se le añade que hay una población sacerdotal en su mayoría longeva.

“Algunos de ellos son sacerdotes extranjeros retirados que trabajaron por décadas y décadas aquí, que dedicaron su sacerdocio a la Isla”, indicó.

Estos presbíteros no cuentan con familia en la Isla o a su regreso a su país natal ya sus padres y hermanos han fallecido.

Padre Alberto explicó que previo a la década del 2000 no había mucha conciencia del retiro. Hoy día los sacerdotes jóvenes lo tienen en cuenta, pero la gran mayoría de los sacerdotes que llevan varias décadas de servicio no se prepararon y hoy día “son muchos los que dependen de la PSCS”.

Cuando se acerque el caballero con la canasta, hay que tener en cuenta los grandes acontecimientos de la vida del hombre y cómo el sacerdote es parte indispensable de ese nacimiento a la vida en Dios, de la unión matrimonial, de esa reconciliación con el Padre, del encuentro eucarístico y de tantos otros momentos importantes y decisiones de la vida.

E-mail
Print
PDF

Desde tempranas horas del 8 de septiembre una multitud increíble de devotos comenzaron a ascender por la escalinata empinada hacia el Santuario-Basílica de Nuestra Señora de la Monserrate, bajo el sol candente y la brisa fresca caribeña, para honrar a la Virgen en la fiesta litúrgica de su nacimiento.

A las 10:30 de la mañana, dio inicio la procesión que se adentró entre la multitud en los laterales del santuario hasta la puerta de entrada y de ahí se dirigió por la nave central hasta el altar. No cabía ni una persona en el interior del templo y en las afueras otros cientos sentados en la verja, en las molduras de las paredes, en el piso y de pie para ser partícipes de la misa a través de altavoces.

Mons. Jude Thaddeus Okolo, Delegado Apostólico para Puerto Rico presidió la Eucaristía solemne, que a su vez fue concelebrada por Mons. Álvaro Corrada, Obispo de la Diócesis de Mayagüez, Padre Obispo Rubén González, Obispo de la Diócesis de Caguas y Mons. Eusebio Ramos, Obispo de la Diócesis de Fajardo-Humacao.

El Obispo de Mayagüez tomó la palabra para dar la bienvenida al Delegado Apostólico en su primera visita a la Diócesis y a la Basílica-Santuario. “Nuestra Diócesis y el Santuario reciben al enviado del Papa Francisco. ¡Viva el Papa Francisco! (el pueblo contestó: ¡qué viva!) ¡Viva el Delegado Apostólico! (el pueblo contestó: ¡qué viva!)”, exclamó Mons. Corrada.

Durante la homilía, el Delegado Apostólico sostuvo que le ha impresionado la honestidad espiritual del pueblo de Dios en su visita y destacó la importancia de la vivencia de la fe en la Isla.

“En estas islas del Mar Caribe nació la fe en América (aplausos espontáneos)”, afirmó Mons. Okolo.

Sobre el Santuario de La Monserrate, explicó que la colina es un símbolo de la presencia de Dios en la comunidad. Instó a los sacerdotes a cuidar de la santidad de su pueblo, y a la feligresía dijo que aseguraran la santificación de los presbíteros “como una responsabilidad mutua”.

El Delegado hizo un paréntesis para reconocer que los peregrinos que se dan cita en el Santuario llevan consigo un testimonio de fe y que la hermosa imagen de la Virgen morena representa la presencia de Nuestra Señora en el Santuario; pues ella dirige a Cristo con sus palabras en las bodas de Caná: “Hagan lo que Él les diga”.

El Rector del Santuario, Mons. Gonzalo Díaz agradeció la presencia de los Señores Obispos, la feligresía, los sacerdotes, diáconos, monaguillos, el coro, los peregrinos y los jóvenes. Con la bendición final, se preparó la imagen de la Virgen.

Al paso de la imagen de la Monserrate con su media docena de caballeros y una impresionante multitud por la parte posterior hubo un silencio absoluto interrumpido por un solitario: “¡Qué viva la Virgen de la Monserrate!”. Y una respuesta ensordecedora de la multitud: ¡Qué viva!

La procesión de la Virgen fue liderada por los prelados, quienes eran seguidos por una masa impresionante de fieles bajo un cielo azul. La efervescencia en la comitiva era tan notable, con sus cánticos, detalles y flores a la Virgen, que desde los balcones de las casas y de los establecimientos salían a apreciar la presencia de la Iglesia en las calles hormiguereñas.

(Enrique I. López)

 

E-mail
Print
PDF

Foto Facebook: Salvador Gómez (Oficial)

Por segunda ocasión el predicador internacional Salvador Gómez vuelve a Puerto Rico, esta vez para reflexionar sobre cómo salvar la familia. Con esta visita el salvadoreño espera animar a las diferentes comunidades católicas que trabajan por el bien de las familias, la Iglesia y la sociedad.

“Vamos a dar un mensaje sobre lo que el Papa Francisco nos está llamando a vivir, la alegría del Evangelio y vamos a hablar sobre las bases fundamentales de lo que va a salvar a la familia”, indicó Gómez.

Aseguró que su mensaje tendrá como enfoque la alegría del Evangelio, aplicado a la vida familiar. Al tiempo, la expectativa es fortalecer el trabajo que está haciendo la Iglesia por el bien de la familia y de la sociedad.

De otro lado, en un mundo donde impera la desintegración familiar en la sociedad, para Gómez es importante reconocer que el futuro de la humanidad está fraguado en las familias. De acuerdo al predicador es importante hacer sentir a los hijos que es agradable estar en la casa y crearles un sentido de pertenencia al núcleo familiar.

“(Es necesario) crear buenos recuerdos, se nos ha olvidado que lo más importante es que los hijos se vayan teniendo a dónde regresar. Eso fue lo que salvó al hijo pródigo. Cuando él estaba comiendo con los cerdos dijo: ‘En la casa de mi padre hay pan en abundancia y yo aquí me muero de hambre’. El recuerdo que salvó a ese muchacho fue lo que tenía en la casa de su papá. Los padres de familia tenemos que crear buenos recuerdos en los hijos, esa es la tarea”, recalcó.

Por su parte, Gómez advirtió que: “El mundo está de cabeza porque se nos olvidó que las personas son para ser amadas y las cosas son para ser usadas. (En cambio) nosotros amamos las cosas y usamos a las personas. Eso ha destruido a este mundo”.

En esta línea el predicador compartió que lo único que va a salvar al mundo es el amor y este se expresa primero en una pareja. Por lo tanto la relación debe ser fiel, fecunda y abierta a la vida. Expresó que cuando la pareja comparte este amor ya están listos para fundar una familia.

Asimismo, destacó que se necesita hacer una reingeniería y trabajar con lo que ya está. Aludió que hay que volver a proponer el ideal, en especial a los jóvenes que aún están a tiempo de poner su cuerpo, su afectividad, su amor y capacidad al servicio del amor.

Respecto a su participación en el retiro “Cómo salvar la familia”, Gómez sostuvo que “todo cambio comienza por un encuentro y que esta es una oportunidad para tener un encuentro con Jesús que a su vez iluminará a cada participante con su palabra y le dará la fuerza para volver a empezar”.

“No importa cómo estés, no importa dónde estés, lo importante es que te dejes encontrar, Dios te está buscando. Ahora que estamos en tu país no pierdas la oportunidad. Dios los espera para iluminarlos, para fortalecerlos, para sanar las relaciones, para que levantemos la cabeza, recuperemos la esperanza y construyamos familias más estables que nos den una sociedad más fraterna y más justa. No pierdan esta oportunidad”, exhortó.


(El retiro se llevará a cabo los días sábado 13 y domingo 14 de septiembre de 2014 en la cancha bajo techo Edwin “Puruco” Nolasco en Coamo. Para información puede comunicarse al (787) 803-6074, (787) 487-1444 o (787) 263-2653.

 

(Nilmarie Goyco Suárez)

E-mail
Print
PDF

Enrique I. López |Twitter: @Enrique_LopezEV


Uno de los elementos más conocidos dentro de la gama de los tratamientos para las enfermedades que afectan el sistema cardiovascular son los medicamentos. Con sus ventajas y efectos secundarios han demostrado ser una de las vías de recuperación, control y prevención de los males asociados al motor del cuerpo: el corazón.

Ciertamente, no hay píldora que solucione los problemas de forma milagrosa, que revierta el daño y es el paciente quien, asesorado por su médico, actúa para mejorar su salud, así lo expresó de forma contundente el Dr. Cesar Vázquez Muñiz, cardiólogo.

“La enfermedad coronariana depende de una acumulación de colesterol que usualmente es un proceso lento, que a veces se acelera y también depende de que ese acumulo de colesterol se rompa y forme un coagulo que tapa súbitamente el vaso sanguíneo”, detalló. Luego, esto se materializa en el dolor de pecho, llamado angina, y en el ataque al corazón.

 

¿Colesterol en ascenso?

Para disminuir el colesterol y disminuir la placa del colesterol están las estatinas. Estos medicamentos son muy populares y recetados. Las estatinas, según el médico, son muy efectivas para bajar el llamado colesterol malo. Disminuir el colesterol malo es como crear una protección contra los males más conocidos. La investigación en esta área es constante.

“Se ha encontrado que disminuyen la incidencia de ataques al corazón. Claro, tienen más efecto sobre los infartos que sobre los derrames cerebrales”, sostuvo el cardiólogo.

La asesina silenciosa

Los medicamentos para tratar la hipertensión, conocida popularmente como alta presión, son los “antihipertensivos”.

“Hay algunos de estos medicamentos que además de bajar la presión proveen una protección vascular, como los inhibidores de la enzima de la conversión (ACE, por sus siglas en inglés) y los bloqueadores del receptor de angiotensina II (ARB, por sus siglas en inglés)”, subrayó.

Estos medicamentos son muy importantes, como explicó el Dr. Vázquez, para el manejo de la enfermedad.

Además, se suman los anticoagulantes y los antiplaquetarios que evitan la formación del mortífero coágulo. El más conocido es la aspirina. No obstante, persisten unos nuevos antiplaquetarios como el Clopidogrel (Plavix) y otros que “son más efectivos”.

 

La complicada diabetes

Aunque propiamente no es uno de los males del sistema cardiovascular, la diabetes, que es una resistencia a la insulina que el cuerpo produce, complica el panorama en los males coronarios.

“Las medicinas para la diabetes se han ampliado. Tenemos medicamentos que mejoran la resistencia a la insulina, hay unos que disminuyen la producción de azúcar por el hígado, hay otros que aumentan la producción de insulina, otros estimulan sustancias en el intestino”, informó.

Entre los últimos medicamentos producidos se encuentran los que propician que el cuerpo deseche a través de la orina más azúcar, lo que disminuye las azúcares en el cuerpo, de modo que sea más capaz para manejarlas. Las insulinas de corta, mediana y larga duración son muy utilizadas y en la actualidad “son análogas a la insulina humana, son insulina humana producidas sintéticamente”. En un principio la producción de insulina provenía del cerdo y del ganado.

 

Efectos secundarios

Es notable la descripción de los efectos secundarios en la propaganda de los medicamentos que, como mencionan, ‘en raras ocasiones’ pueden afectar seriamente la salud. La forma en que se presentan esos anuncios es por disposición de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). Pero… ¿Cuán peligrosos son? ¿Cuáles son los probables son los efectos?

“La probabilidad es muy baja. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios posibles, pero la probabilidad de que esos efectos ocurran es muy baja”, subrayó el cardiólogo.

El médico criticó a muchos pacientes que no quieren tomar las estatinas porque temen dañar el hígado o los riñones, pero el peligro es mínimo porque “hay más riesgo de morir por tener colesterol alto, por un ataque al corazón, que sufrir daños por tomar pastillas para el colesterol”. Lo comparó con comprar un billete de la lotería. Quienes toman los medicamentos, aseguró, viven más y viven mejor.

“Los médicos las usamos (las estatinas) sin ningún temor. Cuando te digo que las usamos, es que las usamos personalmente”, afirmó.

El argumento se extiende a los medicamentos para controlar la hipertensión y la diabetes, pues también tienen efectos mínimos. Lo que dejó meridianamente claro es que si no hay un cuadro de enfermedad o condición que afecte el sistema cardiovascular, no se debe tomar aspirina como muchos piensan porque se exponen, innecesariamente, a los riesgos mínimos del medicamento.

E-mail
Print
PDF

developed by